domingo, 16 de marzo de 2014

REALIDAD: MÉXICO Y GRUPOS DE AUTODEFENSA



José de Cádiz


Parece que ahora los grupos de autodefensa reciben línea directa de Alfredo Castillo.  ¿Les preocupa a diputados y senadores la situación que prevalece en materia de seguridad en todo México? Yo, no lo creo.   Estamos de acuerdo en un punto: la situación es verdaderamente caótica y sin esperanzas de cambio.

Una noticia reciente estalló como bomba en redes sociales.  En Michoacán, afirman que el gobierno trata de traicionar a autodefensas encarcelando a sus dirigentes.  Que no les reconocen méritos con la caída del  “Chayo”.  Afirma, el Dr. José Manuel Mireles, uno de sus más francos representantes.   Dice, que fueron ellos quienes condujeron a la captura del delincuente.  Pero que la PGR se cuelga todos los milagros.



 Trataremos de hacer un análisis y fiel balance de los acontecimientos:


1.- En México no existe el estado de derecho.  Hace mucho tiempo que se perdió y el ciudadano ya no cree en las instituciones.  Es lógico que si un gobierno no garantiza la seguridad, el pueblo tome la decisión de defenderse con sus propias manos.  Se trata de su vida y el núcleo familiar que representan.  Es un derecho legítimo defenderse de cualquier agresor.  Lo único que se necesita es temple y un gran corazón.

Da igual como se defiendan las comunidades, con palos, machetes, o armas de alto poder.  El fin justifica los medios porque hay una nación harta y desesperada.  Sabemos perfectamente que en México es tan fácil comprar armas como que las adquiere diariamente la llamada "delincuencia o-r-g-a-n-i-z-a-d-a”.  USA, vende armas al mayoreo y sin restricciones.  “Bisnes son bisnes”.




2.- En tierra azteca todo mundo se organiza para consumar sus fines o fechorías.  Se organiza la delincuencia, se organizan los partidos, se organizan empresarios, se organiza la iglesia, se organizan prostitutas, monopolios televisivos, etc.  ¿Por qué no se puede organizar un pueblo para defenderse del hampa? ¿Por qué los legisladores no hacen leyes que frenen y eliminen la ola de criminalidad? Y lo más importante,  ¿por qué no encarcelan a funcionarios y gobernantes que roban?


Es uno de los principales motivos del descontento popular que prevalece.  Pero ahí sí nadie le quiere entrar por temor a ver afectados sus intereses a corto largo o mediano plazo.  ¿Tienen o no deseos de que cambien las cosas en México, poder ejecutivo, legislativo, y judicial?  Nuestra nación no retornará a la paz solo por arte de magia.  Que conste, la historia no se equivoca.



3.-  En la medida que crece la ola de violencia aumenta la rebeldía de los pueblos para defenderse.  Una pandemia de corrupción e impunidad no se puede combatir solo con antibióticos.  En la medida que la delincuencia compra las instituciones ya nadie cree en el poder judicial.  Al final de cuentas ministros y procuradores de justicia ya tienen lo que merecen: El descrédito y desprecio ciudadano hacia sus funciones gubernamentales.


La PGR hace esfuerzos desesperados para erradicar todo brote de protesta.  Ojo, si tratan de silenciar la inconformidad aumentará la resistencia.  Todo es cuestión de lógica y sentido común.  Entre más se reprime a un pueblo más aumenta su valor y decisión.    Se le llama Ley de reciprocidad; de tal causa tal efecto.  Si no atienden los motivos no erradicarán la enfermedad.  Es como si un niño tiene hambre y le piden simplemente que no llore.



 4.- El poder ejecutivo, legislativo, y judicial, no ignoran que solo metiendo en cintura a la delincuencia podrá retornar la paz, (con armas o sin ellas), y ellos también saldrán beneficiados, según parece.  Es posible que familiares suyos hayan sido víctimas de extorsiones o secuestro.
¿Comprenden la necesidad de los grupos comunitarios para auto defenderse?  Si el gobierno no puede -o no quiere- erradicar la delincuencia que permitan a la ciudadanía tomar la justicia en sus manos.


Una máxima reza: vox populi, vox dei: "La voz del pueblo es la voz de dios", y creo firmemente en esa consigna.  De ningún sector ciudadano podemos esperar excesos como los que prevalecen actualmente en los tribunales por parte de jueces y MPs.  Ya nadie denuncia nada por temor a represalias y a los sobornos de fiscales.

Las víctimas saben perfectamente que saldrán perjudicados desde el momento en que compran a esos funcionarios que infringen la ley.  No obstante, el ciudadano conoce intuitivamente como actuar cuando peligra su vida.  "La justicia sin misericordia es tiranía; pero la misericordia sin justicia es tolerancia".  El poder judicial está en manos de delincuentes llamados de cuello blanco.


 5.- Hace varios años que vivimos una guerra de baja intensidad entre el hampa, Ejército, y Marina.  Nada más que no se había sumado un pueblo convencido.  La sociedad ya dijo: ¡Basta! Y el gobierno sabe que se tambalea el poder si se desata una guerra a nivel nacional. No habrá ejército capaz de detener a multitudes concientizadas.


Hace mucho tiempo que se perdió la confianza en las instituciones y fragmentado el tejido social.  Vivimos un México convulsionado por la corrupción y pérdida de valores, morales, educativos, y ambientales.

La traición de nuestra carta magna la estallaron ex mandatarios canallas, como: Vicente Fox, Felipe Calderón, Carlos Salinas de Gortari, y el actual Enrique Peña Nieto.  Y también paleros de la peor calaña, conocidos como: Josefina Vázquez Mota, Emilio Azcárraga, Ricardo Salinas Pliego, y los cien hombres más ricos de México.


Todos nos impusieron  una dictadura con falacias que no les perdonará la historia.  Fue la gota que derramó el vaso para que un sector del pueblo se sublevara.  De ahí a que todo México se rebele no hay más que un paso y el gobierno lo sabe perfectamente. Tampoco ignoran que un pueblo desesperado es capaz de todo.  Una nación ansiosa de ver encarcelados a sus verdugos.


Los nombres arriba mencionados son nuestros verdaderos verdugos y causantes directos del caos que prevalece en México. Podemos, por supuesto,  considerarlos los enemigos públicos número 1.  Hay que pedir enjuiciarlos cuanto antes, en consejo de guerra en plaza pública, solo así pagarán sus culpas.



Por si fuera poco, Vicente Fox, y Martha Sahagún, son acusados directamente de corrupción en la empresa que han manejado sus hijos: Oceanografía.  Curiosamente, hasta ahorita que desfalcaron a Banamex sale a la luz pública toda la cloaca.  Fox, ordenó en el último día de su mandato darle carpetazo al asunto.


México le entregó a Fox la democracia en el año 2000, pero él gran tirano la volvió a secuestrar.  Es increíble el cinismo de este sátrapa que prometió erradicar al PRI de los pinos y terminó acurrucado con las “tepolcatas”.  Sin duda, pasará a la historia como el peor tirano que jamás hayamos conocido.  Quién lo viera a él y su esposa, en misa los domingos, muy calladitos como mansas ovejitas.  Viejo Zorro pagarás caro tu traición a la patria.


 6.-  Gobernantes de todos los partidos siguen haciendo su agosto y robándose el erario público.  Defraudando la confianza ciudadana sin importarles lo que piense la sociedad internacional ni organismo como la ONU y la OEA.  Son los principales responsables de nuestra pobreza y causantes de violaciones constitucionales que han dado al traste con nuestro patrimonio: El petróleo.
  
Obviamente, no existe una ley que los meta en cintura ni les exija cuentas.  La carta magna la han torcido a su manera para salir bien librados esta parvada de corruptos.  Mientras el pueblo lo permita seguirán empeorando las cosas. Los Derechos Humanos, son más bien nulos, en realidad son verdaderos elefantes blancos.


¿Cuándo hemos visto que a un presidente se lleve a juicio como ha sucedido en Perú o en Europa? ¿Cuándo van a meter a la cárcel a ex presidentes municipales que dejaron en bancarrota a Ayuntamientos?  Por ahí deben empezar si quieren devolverle la confianza a nuestra nación.  En lugar de eso, existe una red de complicidad sorda y cruel para protegerse unos a otros como en una gran familia.  ¿Esperan que el pueblo los conduzca de las orejas a sus celdas  y desde luego al patíbulo? No sería tan mala idea pensándolo bien.


 7.-  La repartición de la riqueza sigue en manos de unos cuantos vivales y privilegiados.  Por un lado tenemos al hombre más rico del mundo –Carlos Slim- y por el otro a los más pobres lo cual quiere decir que algo anda mal.  La explosión de PEMEX nunca se aclaró debidamente y la PGR dio explicaciones absurdas que no cree ni su abuelita.  "No fue una bomba, eran cosméticos para dama en una caja de zapatos".  Jesús Murillo Karam.


Delincuentes de cuello blanco siguen manejando nuestros recursos a su manera. El saqueo lejos de frenarse se ha intensificado con EPN.  El petróleo y la luz eléctrica siguen siendo más caros que en cualquier país que carece de estos energéticos.

¿Por qué si somos un país rico en recursos estamos tan atrasados económicamente? Por la sencilla que se reparten la riqueza los de siempre. ¿No les parece demasiado cruel y una aberración el contraste? ¿No les parece que son los motivos de fondo que han disparado la inconformidad y rebeldía en nuestra nación? ¿Qué piensan hacer al respecto, diputados, senadores, y el mismo presidente?


Los poderes fácticos saben que solo se sostienen en una tablita en falso que no les garantiza su permanencia en el poder.  Basta que un grupo de valientes les de una sacudida para que se derrumbe todo su castillo de naipes.  Ni el ejército, ni la Marina, ni cualquier institución conocida podrán vencer jamás a un pueblo enardecido y con sed de justicia.  Saben perfectamente que una nación decidida es capaz de todo. Ahí tenemos dos grandes ejemplos: La guerra de independencia, en 1810. Y la revolución maderista de 1910.  Parta muestras dos botones.


 8.- Medios y monopolios televisivos siguen operando impunemente y ofreciendo basura el espectador.  No hay una ley que les exija transparencia y veracidad en la información.   Nunca nos han ofrecido una diversión sana, edificante, que nos eduque o que nos ponga a pensar, sino al contrario.  Les interesa convertirnos en auténticas marionetas.  Televisa y TV azteca son el opio del televidente en varios países latinos.


La mayoría de mexicanos no tienen acceso a internet y menos a la televisión satelital por ser demasiado caros.  Por supuesto, los diputados y senadores con ese sueldazo bárbaro sí que pueden disfrutarlos, ¿Por cuánto tiempo señores? Mientras termina su periodo.  Ah, ¡pero claro!, ya gestionaron leyes para perpetuarse en el poder.  De veras que son una calamidad y maldición.

Y les pregunto: ¿Si no gozaran de tantos privilegios les ofrecerían esa diversión cochina a su familia? ¿Por qué se niegan que haya una competencia televisiva y terminar con los monopolios?  Piensen en la posteridad, en su reputación, en la trascendencia.  Ya que no les interesa pensar en un bien general cuando menos piensen en su propio beneficio.  ¿Alguna vez han leído la Biblia?


 9.- En semejantes condiciones de opresión aun pretenden impedir que la sociedad proteste.  Tratan de silenciarnos y apagar todo brote de inconformidad en los diferentes sectores.  Triste ilusión que no podrá cumplirse por Ley de gravedad.   Conocen perfectamente la enfermedad y el remedio y sin embargo los ignoran.  ¿Acaso piensan que un pueblo se rebela porque está en el paraíso? El hambre se ha disparado, no hay empleos, una total inseguridad,  y el erario público sigue siendo desviado.


Tenemos un sueldo mínimo que es una vergüenza para gobernantes y empresarios: 65 pesos diarios.   Mientras que en USA gana un trabajador ocho dólares la hora, aquí se ganan esa cantidad en un día.  Gana más un limosnero, o una prostituta,  que un obrero.    El desempleo, es un lastre que venimos arrastrando desde hace décadas, y sin embargo ningún régimen ha podido enfrentar con eficacia.


¿Por qué no contratan economistas y sociólogos gringos, que son tan buenos para los negocios? Aprendan lo bueno y no los vicios de nuestros vecinos que son excelentes consumidores de drogas.  La cocaína tiene un gran mercado en el extranjero, pero no así nuestros productos naturales, que se cultivan en México con tanto esfuerzo.  Para la copra, limoneros, mangos, café, azúcar, no se venden más en el extranjero, desde aquel desdichado "Tratado de libre comercio”.  Pero los mexicanos somos rete aguantadores hasta que nos llega el agua al cuello.


Por otra parte, tenemos a profesionistas que no encuentran trabajo; estudiantes que no pueden pagar cuotas exorbitantes en la SEP.  Licenciados, doctores, profesores, que andan de taxistas o vendedores ambulantes.  ¿No les da vergüenza a esos presidentes que se exhiben como: “Los Salvadores de México”, en revistas mercenarias gringas?  ¿Cuántos inmigrantes se van cada año a USA? Se calcula que más de cien mil. Amas de casa desesperadas, que no alcanzan a estirar el gasto, para lo básico y elemental.


Por favor, señores legisladores, pónganse a trabajar y desquiten su sueldo dignamente.  Piensen que están de paso son nuestros representantes y para eso les pagamos.  Deberían ser nuestros aliados y no actuar como enemigos tergiversando la Constitución. La nación entera y creo que también sus descendientes se los agradecerán.  El momento histórico es definitivo.   Tal vez algún día puedan mirar de frente a sus hijos.


 10.- Nada hay más denigrante para un mandatario que pasar a la historia como un tirano o usurpador.  Catapultarse a la posteridad como traidores a la patria.   Quedar grabados en la memoria ciudadana como malhechores por toda la eternidad.  Pero los presidentes se enamoran del poder y piensan que son intocables y eternos.  La autoridad, el dinero, la vida misma son transitorios, lo único que queda son nuestras buenas o malas acciones.



Los privilegios, la vanagloria, las lisonjas, todo eso se va la basura, y se reduce a nada con la muerte.  Ellos, lo saben, y sin embargo no les importa ni los conmueve.  Nada es tan meritorio para cualquier gobernante que pasar a la historia como un gran estadista.
Los ejemplos abundan y son tan ilustrativos.

Por un lado, tenemos a dictadores y traidores, como: Porfirio Díaz, Victoriano Huerta, Antonio López de Santa Ana, Vicente Fox, Felipe Calderón, etc.  Por el otro, a estadistas y luchadores de la talla de: Benito Juárez, Lázaro Cárdenas, Emiliano Zapata, José Vasconcelos, Ignacio Manuel Altamirano, etc.


El benemérito oaxaqueño nos dejó una constitución brillante; el segundo rescató nuestro petróleo de las garras norteamericanas.  Una riqueza que han venido devolviendo a extranjeros gobernantes recientes como el actual presidente.  Enrique Peña nieto, cada día se vuelve más una caricatura de sí mismo.  Una marioneta al servicio de los poderes gringos y socio económicos de nuestro país.   Un títere, al servicio de la oligarquía financiera y de los poderes políticos. 


Los medios impresos y televisivos tienen gran parte de responsabilidad en el atraso y anulación de nuestra democracia.  Reciben embutes todo el tiempo por callar o tergiversar la verdad.  Algunos francamente están al servicio del poder y no de la sociedad a quien se supone deben servir.  Se comportan como mercenarios, o conejitas de “Play Boy”, y obviamente se van con el que mejor les paga.


Todos conocemos esos medios porque jamás hacen críticas al gobierno.  Por el contrario, se dedican a lisonjearlos y barbearlos.  Que conste, con ese comportamiento nunca llegaremos a ninguna parte.  Todos tenemos parte de responsabilidad en mejorar nuestra nación.  La mediocridad debe desaparecer de nuestra consciencia.  Yo anhelo una nación de compatriotas llenos de excelencia.  He dicho.





MÉXICO CREO EN TI...


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

El rostro oculto de Marilyn

Cap. VI1 Sueños reveladores y premonitorios José de Cádiz Pasamos una velada agradable y nos quedamos a dormir en el y...