jueves, 26 de marzo de 2020

LETRAS, ARTE, Y ORIGINALIDAD: Te regalo 100 gramos de felicidad (3)

LETRAS, ARTE, Y ORIGINALIDAD: Te regalo 100 gramos de felicidad (3): José de Cádiz “No son las riquezas ni el esplendor, sino la tranquilidad y el trabajo, los que proporcionan la felicidad”. Tomás ...

Te regalo 100 gramos de felicidad (3)


La imagen puede contener: una persona, primer plano

José de Cádiz

“No son las riquezas ni el esplendor, sino la tranquilidad y el trabajo, los que proporcionan la felicidad”. Tomás jefferson
¿Alguna vez te has preguntado quién eres? ¿De dónde vienes? ¿Qué has venido a hacer al mundo? Cuando sufrimos alguna crisis existencial nos sentimos perdidos en medio de un desierto. Puede que levantemos las manos al cielo buscando una respuesta. Entonces nos percatamos de lo pequeñitos que somos. Una partícula infinitesimal del basto universo. No somos el centro del mismo y hay otras personas que sufren más que nosotros. Los más débiles suelen refugiarse en el vino o las drogas. Hay quienes optan por renunciar a la vida.
Si no sabes quién eres, tampoco sabrás a dónde quieres llegar. Cuál es tu lugar en el mundo. Necesitas mirarte por dentro y por fuera. Observar tu alma frente a un espejo. Hacerte una pregunta básica, ¿qué opinión tienes de ti mismo? Es necesario que seas honesto: “Soy fulano de tal, mido 1, 70, nací en la Cd. de México. Soy iracundo, celoso, orgulloso y glotón. También el mejor deportista de mi barrio. Cariñoso con mis hijos y mi madre”. ¿Sabías que el 50 por ciento de las personas tienen una opinión equivocada de sí mismas? De manera que si fuiste sincero habrás dado un gran paso.

La imagen puede contener: una persona

La mayoría de los fracasos profesionales, matrimoniales, o sociales se originan en la falta de auto conocimiento. Si no te conoces lo suficiente tampoco podrás conocer a los demás. Serás como un barco sin brújula y nunca llegarás a buen puerto. A veces nos atraen determinadas personas pero al tratarlas sentimos un rechazo inmediato. No hay afinidad, ni tenemos los mismos intereses. El carácter conforma el destino y delimita nuestras relaciones. Nuestras actitudes determinan el éxito o fracaso en cualquier ámbito. Debemos tratar a los demás como queremos ser tratados.
Por primera vez cuestionamos nuestra existencia. ¿Vale la pena vivir en medio de tanto sufrimiento? Hay conflictos, corrupción, e injusticias por doquier. La verdad es que no estamos en la tierra por casualidad. Tenemos una misión que cumplir, una tarea específica que debemos realizar con amor o siempre tendremos una sensación de fracaso. Poseemos talentos y aptitudes que marcan la diferencia. No conozco a nadie que no posea alguno. La mayoría lo ignora o no le da la debida importancia.
La oportunidad de servir a los demás.
Pocas cosas nos hacen tan felices como un trabajo que amamos. Lo realizamos con diligencia y eficacia. Debemos conocer nuestra verdadera vocación. Sería un gran error elegir un oficio por necesidad. En la escuela no siempre nos dan la orientación adecuada. Si te gusta el arte, o la filosofía, ¿qué haces vendiendo seguros de vida? ¿Si tienes actitudes para la psicología, por qué estudiaste contabilidad? Tenemos diferentes dones que debemos aprovechar. ¿Se imaginan laborar 30 años en una empresa y al final darnos cuenta cuánto odiábamos ese trabajo?
El 65 por ciento de las personas tienen empleos que no les corresponden.
Son como peces fuera del agua. Como leones viviendo en una ciudad. “Entre más nos gusta un trabajo más nos pagan por hacerlo”, dicen los artistas. Afortunadamente, pasamos la tercera parte de nuestra vida trabajando. Otra tercera parte la pasamos durmiendo. ¿Duermes bien o padeces de insomnio? Durante el sueño nuestras células y neuronas se regeneran. ¿Tienes sueños reveladores o premonitorios? Es posible que tengas facultades psíquicas que debes aprovechar en tu beneficio.

La imagen puede contener: una o varias personas, cielo, exterior y naturaleza, texto que dice ""Cuanta más gratitud sientas, más feliz serás y tu vida cambiará más rápido" Rhonda Byrne"

En busca de la excelencia.
Los más afamados deportistas y bailarines son un ejemplo de laboriosidad. Se entregaron en cuerpo y alma a su oficio. Tuvieron la suerte de tener padres y mentores que los apoyaron. Son disciplinados, perseverantes, con propósitos bien definidos. Sacrificaron horas de recreo y son altamente responsables. Son los triunfadores. Su trabajo es la mejor carta de presentación.
Dicen los especialistas que quien dedica diez mil horas a un oficio logra la excelencia. Si eres un intendente debes ser el más pulcro y disciplinado. Si eres poeta aspira a ser el mejor. El mejor cantante, el más culto profesor, el más sagaz investigador. El mejor dramaturgo, pintor, o compositor. Evitar la mediocridad a toda costa. Debes ser extraordinario y no un simple imitador. El talento debe pulirse como una piedra preciosa. La perseverancia es más importante que la inteligencia.
Nada es gratuito y todo se gana con esfuerzo. Solo los genios no necesitaron preparación: Mozart, Bethoven, o Leonado de Vinci quienes mostraron aptitudes desde pequeños. Los demás debemos tomar cursos y dominar nuestra materia. El mundo está lleno de talentos inteligentes que fracasaron. Dice Alfonso Lara Castillo en su libro “La búsqueda”: “Un águila se crió en un gallinero. Una voz interior le decía: "Debes aprender a volar como águila. ¡Tú eres un águila y no una gallina. Puedes remontarte a las alturas!”
El amor y la ley del karma.
Todos hemos conocido el amor. Somos inmensamente felices cuando lo estamos. Nuestra mirada brilla y las mejillas sonrosadas lo dicen todo. Dicen que el amor y el dinero no se pueden ocultar. Lástima que dure tan poco el encantamiento. ¿Cuántas parejas conoces que son completamente dichosas? La rutina hace estragos y nuestros defectos nos traicionan.
Los celos, la ira, o el orgullo aniquilan el embeleso. Debemos reconocer que nuestra pareja no nos pertenece. Llegamos al mundo solitos y partiremos de igual manera. Respetemos su individualidad. El libre albedrío es el mayor don del cielo. Un axioma ilustra muy bien esta reflexión: “Cuando ames a alguien déjalo libre; si regresa es tuyo, si no nunca lo fue”. Jamás retener a alguien a la fuerza. El amor llega cuando menos lo esperas y si lo buscas no lo encuentras.
Existen diferentes manifestaciones del amor: Un ideal, una profesión, el arte, la naturaleza, a mi patria, a mis padres, etc. Mahatma Gandhi, el Che Guevara, y Martin Luther King entregaron su vida por un ideal. Soñar y luchar por un mundo mejor fue su mejor decisión. Científicos, como Galileo Galiley, Copérnico, Nicolás Tesla, Albert Einstein nos dejaron un legado valioso. La madre Teresa de Calcuta, San Francisco de Asís, Moisés, el nazareno, nos mostraron el camino de la redención. Artistas admirados que son inmortales: Miguel Ángel, Sor Juana Inés de la Cruz, Pablo neruda, Leonardo de Vinci, Charles Chaplin, Frida Khalo, Miguel de Cervantes, por mencionar solo algunos.

La imagen puede contener: texto que dice ""Las personas más felices no son los que recibieron más, sino las que dan más." frasespositivas.net"

Matrimonios karmicos.
Hablaremos de la relación de pareja. Hay matrimonios que viven una relación kármica (que viene de otras vidas). Se conocen y se atraen irresistiblemente pero en cuanto se casan vienen los problemas. El marido resulta un golpeador, o la mujer le pone los cuernos. Algo sucedió que no logran comprender. No son felices y uno de los dos quiere divorciarse. ¿Por qué no cristalizaron su unión?
Resulta que en otra vida ya se habían conocido; ella como hombre, y él como su mujer. Ahora se invirtieron los papeles. Vinieron a saldar una deuda kármica haciéndose mucho daño. ¿Debe finiquitarse y romperse esa cadena? ¡Por supuesto! ¿De qué manera? Perdonándose mutuamente y alejándose sin rencores, sin resentimientos. Se lastimaron mucho pero también hubo romance y pasión. Le preguntaron un día al nazareno, ¿cuántas veces debemos de perdonar, señor? Él contestó: “77 veces siete”, lo cual significa que siempre. No es casual que el amor y el perdón vayan de la mano.
“Al león de la ley se combate con la balanza”. (Símbolo de la justicia).
¿No tienes hijos o padeces de una enfermedad incurable? Adopta un niño o dos porque en otras vidas los abandonaste. Pagaras tu karma dándole vida a un ser que no trajiste al mundo. Ayuda a sanar a otros y te curarás a ti mismo. ¿Tienes un familiar en la cárcel? Aboga por los que están presos injustamente y verás lo que sucede. ¿Estás desempleado y vives en la miseria? Comparte el pan con los que están peor que tú.
Hay dos formas de pagar karma: Con sufrimiento y con obras buenas. Así que tú decides. Solo recuerda que hay un libro de la vida en donde se registran todas nuestras acciones. Todos traemos karma y por eso estamos en este mundo. Si fuéramos perfectos estaríamos al lado del padre eterno. Viviríamos en otra dimensión y no en este valle de lágrimas.
La salud física y mental.
Ninguna persona enferma puede ser feliz. Quienes los aman sufren en silencio. Aún teniendo riquezas careciendo de salud son desdichadas. ¿Cómo puede ser feliz un cojo, un ciego, o un enfermo de cáncer? Quienes se ven obligados a delinquir para ganarse el pan. Mujeres que venden su cuerpo por necesidad. Adúlteros que traicionan a sus parejas. Demitas, viviendo solas porque sus maridos son irresponsables. Los valores éticos y morales parecen haberse extinguido.
Drogadictos, y alcohólicos, son terriblemente infelices. Ignoran que matan millones de células y neuronas. Son cobardes y las heridas del alma se hacen más punzo cortantes. Hay bebedores sociales que toman una copa o 2 y jamás pierden la cordura. Son los menos. La mayoría son arrastrados por una peligrosa pendiente que los hunde cada vez más. Hacen honor a la gula y su familia vive un verdadero infierno. Tienen que ser internados para salvarlos de la muerte. Son un lastre para la sociedad. Si no se aceptan como enfermos mentales jamás se recuperarán.

La imagen puede contener: flor, planta y naturaleza, texto que dice "La felicidad se irradia como la fragancia de una flor y atrae todas las cosas buenas hacia ti. Maharishi Mahesh Yogi"

Una civilización en franca decadencia.
El respeto a la vida, a los mayores, a la naturaleza, fueron sustituidos por la codicia. La corrupción política, el narcotráfico, el crimen organizado, tienen su asiento en la inmoralidad. En el amor al dinero fácil. ¿Cómo puede ser feliz un individuo que envenena a millones de personas? Políticos que pierden la dignidad y su reputación está por los suelos. Obviamente, existen funcionarios con una mística de servicio. A la larga pueden corromperse.
La política tiene 2 caminos: sirve para servir o enriquecerse. La mayoría terminan siendo millonarios. En México, tenemos a Vicente Fox, Carlos salinas de Gortari, Felipe calderón, y Enrique peña nieto. No ignoran que su pueblo los repudia. No hay nada peor para un ex gobernante que pasar a la historia como un tirano. ¿Se imaginan la vergüenza de sus hijos?
Una sociedad decadente va directo al precipicio.
Los criminales viven a salto de mata. En cualquier momento pueden ser eliminados. Matar niños, mujeres, y ancianos, es la peor de las infamias. Hemos descendido hasta el último grado de maldad. Los capos piensan que sus costosas camionetas, lujosas residencias, y millones de dólares es por lo que vale la pena vivir. Ignoran el terrible karma que arrastran. Se sienten orgullosos con un dinero manchado de sangre cuando debiera darles vergüenza. Son un mal ejemplo para la sociedad. No creen en Dios ni aman a sus hijos. Lamentablemente son los arquetipos del progreso en una sociedad enferma. Películas, videos, canciones, hacen una apología de los narcos. Una nefasta influencia para la juventud.
Este libro dará al lector un abanico de posibilidades para encontrar la felicidad. La abordaremos desde diferentes ángulos. Histórico, psicológico, filosófico, y religioso. No estoy ofreciendo la felicidad en bandeja de plata, que conste. Ni unas píldoras milagrosas que te aporten el contento de la noche a la mañana. Si son tus expectativas puedes abandonar este libro o terminarás defraudado. Para abordar la nave de la felicidad es necesario ser valientes. Tomar decisiones importantes y enfrentar riesgos. Los tímidos no tienen cabida en esta proeza. Hay quienes deciden conocer el motivo de su infortunio. Otros, los más osados, se abocan a la tarea más importante de su vida: encontrar la felicidad.
¿Estás dispuesto a emprender esta aventura conmigo? Si es así ponte las botas y remontémonos en el espacioso infinito. Es posible que encontremos diversas contingencias: huracanes, tornados, maremotos, piratas (personas tóxicas). Todos, tratarán de disuadirnos pero nos mantendremos estoicos e íntegros. Debemos buscar la felicidad como el vellocino de oro. Por aire, por tierra, y por mar.

La imagen puede contener: una o varias personas, personas de pie, cielo, exterior, naturaleza y texto

El hombre por naturaleza es hedonista, es decir busca el placer y evita el dolor. El sufrimiento a la larga resulta positivo y terapéutico. La alegría y la tristeza son dos polos del mismo elemento. Aprendamos a trasmutar lo negativo en positivo. El frío y el calor solo se diferencian grados. La noche y el día. La luz y la oscuridad. “Los opuestos son idénticos en naturaleza pero diferentes en grados”, nos dice El kybalión. Cuando una persona se cuestiona a sí misma empieza a caminar por la senda evolutiva. Abandona una existencia mecánica y vacía.
La ciencia y la espiritualidad.
La ciencia defiende un postulado completamente mecánico de la vida. Dice que nacemos, crecemos, nos reproducimos, y luego morimos. Alude al desarrollo biológico pero desatiende la parte interna o espiritual. El hombre no es un ente mecánico sino movido por fuerzas superiores. Lamentablemente, la ciencia no cree en lo que no pueda ver ni palpar. Reconoce únicamente cinco sentidos físicos cuando en realidad son siete. Pero, bueno, los sentimientos, las emociones, la telepatía, existen, aunque no las podamos tocar. El miedo, el amor, la nobleza, tampoco las podemos asir con las manos. Solo sentirlas con el corazón. Cuando la ciencia y espiritualidad marchen de la mano habremos dado un gran paso.

“Buscamos la felicidad, pero sin saber dónde, como los borrachos buscan su casa, sabiendo que tienen una". Votaire.

Mi encuentro con el mesías

José de Cádiz “Amarás a Dios con todo tu corazón, con toda tu alma, y con todos tus pensamientos”. Biblia Nunca fui una perso...