martes, 18 de diciembre de 2018

El rostro oculto de Marilyn XI



Imagen relacionada


Cap. XI

"Me encantaría bailar sin ropa contigo, Norma".

José de Cádiz


Llegamos al Casino “Jai alai” pero Marilyn decidió no entrar. Tenía temor de encontrarse con gente del cine y tener que dar explicaciones.  Obviamente tenía gustos más refinados y decidió conocer "Caleta" y “Caletilla”.

El casino estaba precisamente enfrente de esas 2 playas.  Ahí donde se inspiró Agustín Lara para componer su canción, "María Bonita", en honor a su esposa María Félix.  Riberas tradicionales de lo más concurridas. “Quien no conoce Caleta no conoce Acapulco”, reza la publicidad.

Un poco inquietos por haber tenido que cambiar los planes recorrimos a pie los balnearios. No esperábamos semejante contingencia de persecución. El motivo de todo ese revuelo era su diario.  Cada vez aumentaba más mi curiosidad y deseo de leerlo.
Frente a Caleta la diva expresó fascinada:

Imagen relacionada


--¡Qué hermosura de playa! ¡Verdaderamente de ensueño! En plenilunio debe ser una fantasía visitarla.

--Es muy concurrida durante el día.  De noche sólo vienen pescadores y parejas en busca de intimidad –contesté.

Descalzos caminamos sobre la finísima arena aún tibia por el sol. Exhaustos, nos sentamos un momento en unos sillones rústicos de madera.  Nos acercamos a unos pescadores que sacaban peces de una red. Oscurecía y había pocos bañistas. La actriz reclinó su cabeza en una palmera y contempló extasiada el paisaje. El aire corría impetuoso alborotando su melena. 

En Acapulco el clima cálido provoca una constante voluptuosidad. Un afán de abandonarse a los placeres del amor. Se experimentan frecuentes erecciones en un paraíso donde todo puede suceder.  Mujeres bien formadas deambulan todo el tiempo por sus playas.

Imagen relacionada

Sobre la palmera la actriz entrecerró los ojos.  Me acerqué cautelosamente contemplando en silencio su divino rostro. Nunca la vi tan hermosa y seductora. No pude resistir el impulso de besarla, suavemente, como los pétalos acarician el rocío. Abrió los ojos y musitó:

--Me gustaría cumplir todas tus fantasías.  Supongo que deben ser muchas.

--No te equivocas, y sería como una bendición del cielo --afirmé.

Me recosté en la arena en una clara invitación a que ella hiciera lo mismo. Pero se negó rotundamente argumentando:

--No, Joe, aquí no. Este lugar solitario puede ser peligroso.

--Recuerda que alguien te anda buscando. No tenemos muchas opciones.

--Prometiste llevarme a tu departamento.

--Hace un calor intenso ahí. En cambio aquí el clima es fabuloso.

Marilyn, me miró directamente a los ojos, y con voz firme me dijo:

--Llévame, por favor... será ahora o nunca.

Aquella no era una petición, era una orden. Abordamos en silencio una patrulla. Un compañero nos trasladó a mi domicilio. Yo estaba tan emocionado y nervioso como un adolescente inexperto.  Cuando expresó: “me gustaría cumplir tus fantasías”, sentí un cosquilleo en mis genitales.

Llegamos a mi departamento sin contratiempos. El compañero se retiró prudentemente dejándonos solos. Excitado, trataba de encontrar la llave.  Por fin la encontré y abrí la puerta con sigilo. Temía que algún vecino chismoso nos sorprendiera.

Entramos como si fuéramos a un rincón del paraíso.  Encendí la luz. Norma observaba sorprendida cada detalle de mi hogar.  Nos miramos un momento de arriba abajo. Pensé que preferiría regresar a la playa pero en lugar de eso exclamó:

--¡Cielos cuántos libros! Y hasta una máquina de escribir. Se respira un ambiente de creatividad.  ¿Aquí escribes tus poemas?


Resultado de imagen para Una maquina de escribir con manos

--Efectivamente, aquí me alumbran las musas. Toma asiento, por favor, ¿deseas tomar una copa?

--No, gracias, mejor me gustaría escuchar música.  Veo que tienes tienes un arsenal de discos.

Encendí mi modular con un disco de Los Beatles: "Hey Jude", "No me abandones", “Yesterday”, entre otras. Quería hacerla sentir emocionada y feliz. Melodías que dispararon mis más secretas elucubraciones. Decidí crear un ambiente muy especial para ese encuentro.  Encendí una varita de incienso con olor a canela. Apagué la luz dejando solo un buró prendido.  Cerré las persianas y accioné el viejo ventilador. Desconecté el teléfono.  Bebí un vaso de agua y le ofrecí un caramelo a Marilyn.  Ella lo tomó sonriente.
  
Tomados de la mano escuchamos detenidamente cada melodía.  Le dije quedito al oído:

--Ahora ya conociste mi hogar. ¿Qué te parece?


Resultado de imagen para Un librero con tocadiscos y muchos libros

--Encantador. Me gustaría tener uno así en lo Ángeles. En mi residencia sólo hay tristeza y desolación.



--¿Qué te falta para ser feliz, Norma?

--Todo: amor, seguridad, sosiego interior.  Hollywood te da mil dólares por un beso pero 50 centavos por tu alma.

--¿Puedo saber qué buscas en un hombre?

--Sin duda: ternura y virilidad.

Norma Jean solía ser aguda en sus observaciones. A veces demasiado sincera. En un momento dado sugirió:

--¿Bailamos?

--Por supuesto, hace rato quería pedírtelo.

Iniciamos una danza lenta como un ritual.  Fue la culminación de un ensueño largamente acariciado. Suave y sinuosa en sus movimientos. Como una sacerdotisa egipcia bailando para un sultán. Ninguno se dejó llevar por el arrebato y disfrutamos intensamente cada melodía. Nuestros cuerpos eran una clara invitación a explorarnos más íntimamente. Un desafío para ir más para ir más allá de nuestros sentidos. 

Después de varios minutos le hice una insólita petición:

--Me gustaría bailar sin ropa contigo.
  
Ni siquiera me contestó. Se fue quitando sus prendas lentamente como un improvisado strip tips hasta quedar en pequeñísimo bikini.  Yo la observaba extasiado sin dar crédito a lo que mis ojos veían.  Me despojé también de mi ropa quedando en boxer. Continuamos bailando estremecidos de placer. La apreté con vehemencia y ella se ciñó a mi cintura.

Resultado de imagen para Marilyn sin ropa

Disfrutamos largo rato nuestros cuerpos. En un momento dado nos quitamos la última prenda. Contemplé sus senos erguidos como capullos en flor. Su abundante vello púbico en perfecta concordancia con mis genitales. Dejé al descubierto mi masculinidad y nos miramos fijamente un momento. Aquel preámbulo era verdaderamente una caja de sorpresas. Cambié el disco y avancé hacia la rubia con toda decisión.

Percibí una violenta sacudida al estrecharla de nuevo en mis brazos. Mi pene erecto como un mástil era un volcán a punto de hacer erupción.  Gotitas de lava ardiente escurrieron precoces. El cuarto se inundó de un penetrante olor a testosterona y feromonas. 


Imagen relacionada

Sumergidos en una vorágine de voluptuosidad aspiré su perfume hasta extasiarme.  Descubrí sorprendido que cada mujer tiene un olor especial. El deseo se apoderó de nuestros sentidos como dos fieras en celo.






lunes, 17 de diciembre de 2018

El fracaso en México del poder judicial


La imagen puede contener: una persona, sentada e interior



José de Cádoz


"Tiene la responsabilidad de preservar el estado de derecho y las garantías individuales". Derecho penal. En la práctica es toda una utopía.

Anexamos video: https://www.youtube.com/watch?v=kAsXThp7d_E

Algo insólito sucede con la justicia en México. La SCJN jamás había protestado por crímenes de lesa humanidad, ni por la barbarie e inseguridad que nos asola desde hace 2 décadas. Estamos a merced del hampa y con masacres diarias en diferentes regiones. Narcotráfico, secuestros, extorsiones, pago de piso, trata de blancas, delincuencia juvenil, pederastia nos tienen en la zozobra. Nada de eso importa a los ministros del poder judicial. Protestan únicamente por sus sueldos millonarios.
Reitero, no les importa, porque jamás han intentado mejorarlo. Laboran todo el tiempo en el más riguroso secreto. Nunca llevan propuestas al Congreso ni tratan de sensibilizar a la sociedad. El portal digital, "La silla rota", demostró con números que cobran una fortuna: 550 mil mensuales, entre sueldos, prestaciones, prima vacacional, aguinaldos y gastos personales.

La imagen puede contener: 10 personas, personas de pie y de traje

Cuando López Obrador, dijo con toda verdad, que los ministros tienen los sueldos más altos del mundo se alborotaron como avispero. Ahí tenemos al impoluto poder judicial protestanto masivamente. Jueces, magistrados, y Fiscales generales por fin dieron la cara. ¿Se les hace poco ganar 110 mil pesos mensuales?
Todo un espectáculo verlos alzando la voz: "¡Nuestro sueldo es intocable!" "¡Somos totalmente independientes!", "Necesitamos ese dinero para no corrompernos". Cuando todos sabemos que el poder judicial está corrompido hasta la médula. El tejido social desintegrándose como lepra. La delincuencia "organizada" opera en contubernio con funcionarios de todos los niveles.
Qué poca dignidad y respeto de su oficio, señores ministros. La ética profesional ni la conocen. Cuánto descaro y humillación a una población ávida de justicia. Jamás dan entrevistas a los medios. Anoche vi una que le hace una colega magistrada, en el canal judicial, al presidente Luis María Aguilar Morales.  Nos habla de su "brillante carrera profesional" pero no su ineptitud.

No hay texto alternativo automático disponible.

Los 3 preceptos del derecho son: "Vivir honestamente", "No dañar a nadie", "Dar a cada quien lo suyo". Sin embargo, mientras los ministros ganan medio millón de pesos al mes un obrero solo 85 pesos diarios. Cuando los gobernantes roban todo el erario ni lo mencionan. A una ama de casa la encierran por robarse una despensa. La mayoría de empresas, estatales o particulares, hacen trabajar a sus empleados 10 horas diarias cuando la ley del trabajo marca 8 horas. Aprovechándose que hay desempleo explotan al trabajador. Los ministros no lo ignoran. Gasolineras, y supermercados, no les pagan a sus despachadores y viven de puras limosnas. ¿Dónde quedó la justicia?

"No puede haber gobierno rico con pueblo pobre".

Si el poder judicial ha fracasado en todos sentidos, ¿cómo quieren ganar tanto dinero? Estar en contra del poder ejecutivo, y legislativo, es estar contra el pueblo porque fueron elegidos en las urnas. La IV transformación y el plan de austeridad no les importa. Si la justicia en México es letra muerta debemos correrlos. Una pregunta que nos hacemos todos: ¿quién elige a los ministros? Más aún, ¿cómo pueden ser autónomos si no son democráticos? Creen que vivimos en el México rural de Profirio Díaz. El régimen del PRI ha muerto y hay una nueva era. Una sociedad preparada, despierta, con intelectuales y universidades de primer nivel.
La SCJN operó en el pasado en contubernio con 3 presidentes: Vicente Fox, Felipe Calderón, y Enrique peña Nieto. Hicieron reformas en prejuicio de la ciudadanía. La corrupción y barbarie alcanzó niveles jamás vistos. Tiraban línea a los magistrados y sugerían a quién apresar o liberar. ¿Ahora dicen ser independientes?

No hay texto alternativo automático disponible.

Veamos: Encarcelaron al Dr. Mireles, un hombre que luchaba por liberar a México del crimen organizado. Lo mismo sucedió a la comandante Nestora Salgado una mujer valiente y patriota. Liberaron a la secuestradora gala, Florence Cassez, ya confesa y sentenciada por un juez. Peña Nieto les dijo: "Me la sueltan porque el presidente francés me presionó". Y ustedes obedecieron como corderitos. ¿Qué nos pueden decir del FOBAPROA, ODEBRECHT, y La casa Blanca?

"Cuando una ley es injusta, lo correcto es desobedecer". Gandhi

130 Periodistas asesinados durante su sexenio, múltiples feminicidios, miles de civiles desaparecidos, ¿cuándo les han hecho justicia a las víctimas? A los organismos internacionales se los pasan por el arco del triunfo: ONU, HAYA, CIDH, GIEI, etc. Jamás investigan ni dan con el paradero de los criminales. De 100 delitos denunciados solo 2 son llevados a juicio. Podemos hablar del fracaso absoluto del poder judicial. Es el principal obstáculo de la justicia. ¿Piensan que los mexicanos nos chupamos el dedo?

Resultado de imagen para Simbolos de la justicia

Es claro que la SCJN es la catedral de la impunidad. Se demostró que la "verdad histórica", de los 43 de Ayotzinapa, era falsa. El ex procurador de "justicia", Jesús Murillo Karán, presionado por el ejecutivo inventó todo. Lo peor, congelaron el expediente, y jamás permitieron una comisión de la verdad independiente. Impidieron, junto con Salvador Cienfuegos, que el GIEI interrogara a los militares presentes la noche del 26 de septiembre. Ocultaron el bombazo de PEMEX en donde murieron cientos de trabajadores. Todo el tiempo nos han ocultado la verdad. Evitan los juicios abiertos para no ser cuestionados.

El poder judicial a la basura...

Señores, ministros, ¿por qué siempre laboran bajo las sombras? Los jueces, magistrados, y MPs aprovechan averiguaciones mal integradas para negociar con delincuentes. Los abogados del diablo tienen ahí un paraíso. Son la antítesis de la justicia. Tienen a familiares o amigos operando para poder trabajar en equipo. Pero continuemos enumerando sus fracasos:
Las cárceles (o cerezos) no son centros de regeneración sino verdaderas escuelas del crimen. Nadie puede regenerarse en medio de tanta podredumbre. Ahí confluyen todos los vicios y las drogas circulan a grosso modo. Los reos pagan cuotas a todos y por todo: para evitar "talachas", meter alcohol o prostitutas. El chapo tenía una celda acondicionada y los guardias lo llamaban "jefe". Desde ahí siguió operando para el cártel de Sinaloa. Era tan poderoso que pudo escapar 2 veces. ¿Lo ignoraban ustedes, ministros?

Resultado de imagen para El chapo en el reclusorio

Necesitan educación cívica y talleres de creatividad...

Los días de visita los directores registran hasta debajo de la lengua. Entonces, ¿por dónde pasan la droga? Prevalece la ley del más fuerte con pandillas abusando en contubernio con los custodios. Son frecuentes los motines con saldo fatalista porque en lugar de haber 2 mil internos en una cárcel hay 4 mil. El hacinamiento y la suciedad es total. Los suicidios, asesinatos, y torturas están a la orden del día. Claro que no les dan difusión, ¿por qué ahí jueces y magistrados no protestan?
Hay algo que rebasa toda injusticia y maldad: Docenas de internos inocentes que ni siquiera han tenido un juicio. Tienen años sin ser sentenciados. Gente humilde a quien acusan por venganza o mezquindad. Con testigos falsos el MP les integra averiguaciones ficticias. Sirvientas, albañiles y empleados diversos no tienen para pagar un abogado. Los magistrados se hacen de la vista gorda. Los Fiscales generales brillan por su ausencia. Hay mujeres, hombres, y niños que no merecen estar en la cárcel.

Resultado de imagen para Personas entrando en fila al reclusorio norte

¿Qué puede hacer la ciudadanía?

Para empezar denunciar todo por cualquier medio. Tener la certeza que todo cambiará. A los representantes del poder judicial nadie los fiscaliza, que conste. Si la sociedad les paga debe vigilarlos. Su protesta sirvió para ponerlos en el ojo del huracán. Deben ser rotados en un máximo de 3 años. Exigir nuevamente las audiencias públicas. Aprender a seguir un proceso judicial. Revocar el artículo 94 constitucional. Exigir su destitución inmediata por ineptos. Manifestarles nuestro rechazo en la calle. El respeto se gana no se exige.
PD: Tengo que reconocer que hay jueces y MPs honestos y he tenido el gusto de conocer algunos. No todos son sobornados y mantienen su puesto con dignidad. Lamentablemente, son la minoría y los demás intentan corromperlos. Mis respetos para todos ellos.

Resultado de imagen para Edificio de ThE Guardian

¡Nunca más un poder por encima del pueblo! Ningún funcionario podrá ganar más que el presidente. Si el ejecutivo acepta someterse a una revocación de mandato, ¿por qué los ministros no? Y que conste, la sociedad no los eligió, ni conoce sus antecedentes. Por lo tanto deben ser investigados.

"Si el hombre fracasa en conciliar la justicia y la libertad, fracasa en todo". Albert Camus.


martes, 11 de diciembre de 2018

El rostro oculto de Marilyn X






Iconic image of the Hollywood actress and sex symbol Marilyn Monroe …. #marilynmonroe #pinup #monroe #marilyn #normajeane #iconic #sexsymbol #hollywoodlegend #hollywoodactress


Cap. X

La reseña mundial de cine

José de Cádiz


Cuando Marilyn fue golpeada en su suite por 2 desconocidos tuvimos que reforzar la vigilancia. A otro día la visité esperando encontrarla abatida. Para mi sorpresa estaba frente al tocador arreglándose con esmero. Apenas se le notaba un ligero moretón en la cara.  Con un hermoso vestido verde se delineaba pausadamente los labios. Le pregunté sorprendido:

--¡Cuánta belleza y glamour! ¿Dónde será el “reventón” Marilyn?

Contestó de buen humor:

--Quiero que me lleves a comer al mejor restaurante. No quiero permanecer triste en Acapulco. Vine a recrearme y eso haré justamente.  Se me antoja un coctel de camarones o un pescado a la talla, ¿puedes elegir una buena opción?

--Claro, pero, ¿te sientes bien? Si apenas ayer te encontrabas muy triste. ¿No te duele nada?

--Absolutamente.

--Me da gusto verte tan animada.

Beautiful Marilyn

Me miró sentenciando:

--He comprendido que la vida es corta y hay que vivirla.  Aprovechar cada minuto de nuestra existencia.  No voy perder más el tiempo en lamentaciones y llantos.

--Muy buena filosofía, conozco un restaurante que te va a encantar.  Pero iré a cambiarme de ropa a casa.

Contestó bromeando:

--Pero si te ves muy guapo con ese uniforme blanco. Me encanta esa loción varonil que usas. Te prohíbo que te vayas a cambiar.

--Bueno, al menos déjame ducharme en tu baño.

--No me hagas caso, y puedes hacer lo que gustes, desde niña he sido muy bromista.

Me fui a ponerme una ropa adecuada.  Quería parecer un turista y no un gendarme en funciones. En el puerto hace un calor intenso y el sudor moja la ropa a cada instante. Uno de mis mayores placeres consistía en llegar a casa después del trabajo y quedarme sólo en ropa interior.  Cenar, leer un poco, y luego a dormir.  Presentía que ese día sería muy especial comiendo mariscos al lado de una mujer como Marilyn.
  
Había otros 3 elementos para vigilar más eficazmente a la diva. Sobre todo porque ella prefería viajar en taxi en lugar de usar la limusina. Nos dirigimos a una bahía muy concurrida por sus aguas mansas:“Puerto Marqués”, el día era reposado y lleno de sol. La rubia estaba ávida por conocer otros atractivos. Un sombrero de anchas alas la ayudó a pasar desapercibida.

Marilyn Monroe

En Puerto Marqués hay restaurantes al aire libre que ofrecen mariscos frescos todo el tiempo.  Tienen fama de preparar exquisiteces culinarias y bebidas exóticas. Se pueden disfrutar paseos en lancha o velero.  Afortunadamente, sus golpeadores está vez no la siguieron.

Los turistas usan ropa de playa, bronceador, gafas para el sol, repelente para los mosquitos.  Elegimos un restaurante donde había música viva. Estaba completamente lleno de vacacionistas. Pedí la carta y elegí una rica “campechana”. Norma escuchó sorprendida el pedido y preguntó:

Imagen relacionada

--¿Qué significa “campechana”, Joe?

--Es un cóctel de pulpo con camarones y otras 5 variedades de pescado.

--¿Me puede traer eso a mí? –-pidió al camarero.

--Tiene buen gusto señora.

Estaba seguro que en su vida había probado Marilyn la “campechana”. Pero consciente que ella quería olvidarse de todo, hasta de la comida gringa.  Discretamente vi la cara de angustia que puso al probar la salsa roja y picante conque aderezan ese platillo. 2 cervezas frías sirvieron como aperitivo.

La música amenizaba el lugar en un ambiente festivo. Los turistas comían y bailaban muy animados.  Más tarde llegó un trío entonando melodías de antaño. Composiciones que despertaron la nostalgia de los presentes. Norma escuchó sorprendida tratando de encontrarle sentido a las letras. Le gustaron mucho las canciones, “Piensa en mí”, y “Acapulqueña”.

Más tarde nos fuimos a recorrer la bahía en un velero alquilado. Es tan emocionante viajar en una nave sin timón que puede ser como la vida misma. Sentir la fuerza del aire nos proporciona una sensación de libertad.  Nunca vi a Marilyn tan relajada y contenta.

El sol daba de lleno en su rostro proporcionándole un bronceado fabuloso. Sus mejillas sonrosadas resaltaban sus ojos celestes. El velero se abría paso en el océano semejando un caminante desorientado. El aire impetuoso nos bamboleaba mienstras la actriz se aferraba con fuerza a mi espalda. Por fin logré orientar la vela.

Resultado de imagen para Marilyn en la playa

Expresó emocionada:

--¡Esto es casi el paraíso! El recuerdo de estos paisajes será mi fortaleza. Es tan bonito sentirse libre.

--Eres tan libre como tú quieras.  A veces la esclavitud la llevamos en la mente.

--De niña soñaba con conocer el mar y nunca tuve oportunidad.  Me hubiera encantado conocer estas playas.

--Ahora ya las conoces y puedes estar satisfecha.  Yo nunca pensé en ser tu amigo y sin embargo he cumplido mi sueño. Siempre hay ilusiones que se cumplen.  Pero hay que mentalizarnos y no perder nunca la fe.

La bella contestó con un silencio inescrutable.  Sus ojos luminosos miraban el cielo como queriendo descifrar el infinito. La brisa fresca resultaba una caricia para el cuerpo. Agregó:

--Quisiera palpar el horizonte y ver más allá del sol.  Me compraré una casita en el puerto y volveré al anonimato.

--Por lo visto reniegas de tu fama.

--Reniego de las consecuencias.  Si no lo fuera viviría más tranquila.

--¿Será que no supiste manejar la popularidad?

Imagen relacionada

--Era una chica joven e inexperta.  Nunca pude apartar mi vida privada de los reflectores.  La fama debes saber utilizarla o te destruye.

Volvimos a “Puerto Marqués” ya muy tarde.  3 policías vigilaban  el velero con binoculares. Al llegar noté que intercambiaban miradas maliciosas.  Una puesta de sol nos despidió en lontananza. No pude evitar que me invadiera la nostalgia. Tal vez muy pronto todo aquello sería un bello recuerdo.  Esa hermosura tan deslumbrante ya no estaría a mi lado.  La observé detenidamente queriendo grabarme su presencia.

La estrella pidió un taxi que nos llevará a un exclusivo centro comercial. Ahí compró las más extravagantes prendas: Botas, pelucas, pantalones, maquillaje y hasta unos bigotes postizos. Yo la miraba extrañado sin acertar a comprender gustos tan extraños. En el trayecto al hotel le pregunté:

--¿Vas a filmar alguna película?

--No, estas prendas son para disfrazarme.  Yo me visto con los mejores modistos del mundo.  Diseños que me paga la Twenty Century fox.

--¿Para disfrazarte? No te entiendo.

--Mira, los hombres que entraron a golpearme aún se encuentran en el puerto. Aprenderé a cambiar de identidad cuando sea posible. De lo contrario el peligro me acechará en cada esquina.

Imagen relacionada

Marilyn era más lista de lo que todos suponían. Regresamos al hotel oscureciendo y contemplamos las luces de la bahía desde la terraza de su suite. Sentía los rayos del sol ardiendo en mi rostro.  La rubia tenía que hacer llamadas de larga distancia. Situación que aproveché para ir a mi departamento a descansar un poco.  Me recosté en un sillón, el teléfono repiqueteó insistentemente. Era Fabiola, mi novia, quien llamó para decirme:

--¡Hola, corazón! Voy para tu casa en este momento.

--¡Hola cariño! Lamento no poder recibirte. Estoy de guardia y sólo vine a cambiarme.

-¿Es que ya no tienes días de descanso? Antes me llamabas y no las pasábamos bomba. ¿Qué te pasa, Joe? Te noto extraño.

--Simplemente, tengo exceso de trabajo. Luego te llamo, ¿sigues tomando cursos de baile?

--Sí, pero no me cambies el tema.  Recuerda que prometimos hablarnos con la verdad.  Bueno, Si estás tan ocupado, te dejo.  ¡chao!

--Chao, preciosa!

Me quedé sorprendido por el giro de la conversación. Las mujeres de alguna manera intuyen cuando alguien les miente.  Fabiola no sabía nada de Marilyn y parecía estar al tanto de todo.  Debía contarle la verdad. Ella sabría comprender.

Me puse una playera, jeans, y partí de nuevo al hotel. No sabía si la rubia aceptaría ir al cine o preferiría otro sitio.  Pero había cambiado de opinión:

--No quiero ir al cine. Mejor me gustaría visitar el Casino Jai Alai, ¿lo conoces?

--Sí, un lugar muy exclusivo. Lo frecuentan niños ricos, celebridades y políticos.


Resultado de imagen para Casino Jai a lai

Marilyn era tan caprichosa y voluble como una mariposa. Me había dicho claramente que quería ver “Locura de amor”, pero respeté su decisión. Finalmente yo estaba ahí para complacerla.

Nuestro taxi se desplazaba velozmente por la Avenida costera. El chofer manejaba con precaución en una tarde lánguida y fresca. Por la ventanilla observábamos la algarabía de los turistas.  De pronto, el conductor nos comentó alarmado:

--Debo decirles que alguien nos viene siguiendo. Son tres individuos con gafas, ¿qué hacemos?

Nos miramos confundidos un momento.  Pero la actriz recuperando el aplomo ordenó al chofer:

--Trate de evadirlos como pueda y llévenos por otra vía al “Casino Jai A lai”.

--Lo intentaré.

El taxista maniobró hábilmente durante varios minutos. Por fin logró escabullirse por un callejón solitario y llegamos al exclusivo lugar. Por fuera lucía imponente y majestuoso. Autos elegantes aparcaban en el estacionamiento. Parejas bien vestidas descendían sonrientes.


El Jai a lai era un club donde los turistas apostaban fuerte.  En los años 50s y 60s fue el centro de reunión del Jet Set internacional. Su clientela eran preferentemente famosos, o empresarios, que venían a jugar frontón o boliche.


Resultado de imagen para Peliculas filmadas en acapulco

La “pandilla de Holywood” lo visitaba frecuentemente.  Un grupo de actores conformado por: John Wayne, Ava Gadner, Jonhy Westmuller, Betty Davis, Douglas Fairbanks, Liz Taylor, Orson Wells,  Gary Cooper y tantos otros. Tanto les gustaba Acapulco que compraron un hotel exclusivamente para ellos: el “Flamingos club”, que aún existe como testigo fiel de esa época dorada.  Marilyn, no era la excepción en su fascinación por el puerto.

En el “Jai a lai” había ruletas y juegos diversos con pelotaris uniformados que hablaban varios idiomas. Guapas edecanes atendían a la clientela en minifalda. Era común tener como visitantes a estrellas del cine francés, italiano, español, etc: Silvana Mangano, Sarita Montiel, Gina Lollobrígida, Brigitte Bardot, Sofía Loren, que venían anualmente a la "Reseña Mundial de cine". Un festival cinematográfico que atraía a miles de turistas. 

Resultado de imagen para La reseña mundial de cine en acapulco

Celebridades que aburridos de la farándula se venían a veranear los fines de semana. El aeropuerto internacional Juan Álvarez estaba recién inaugurado y los hoteles de 5 estrellas. En el casino también coincidían estrellas del cine mexicano: Pedro Armendáriz, Dolores del río, Arturo de Córdova, María Felix, Jorge Negrete y muchos más.

Los años 40s y 50s fue la época de oro del cine mexicano. Sus películas fueron premiadas en festivales internacionales: Los olvidados, Flor Silvestre, Subida al cielo, Tizoc, Nosotros los pobres, Allá en el rancho grande, etc.  Hasta la década de los sesentas el puerto celebraba bulliciosamente la “reseña mundial”, en donde se presentaba lo mejor de la cinematografía universal. Todo en presencia de actores, dramaturgos, técnicos, directores y público en general.  El museo, “Fuerte de San Diego” era la sede por su historia y tradición.  El puerto no contaba con grandes auditorios como ahora.

Al mismo llegaban vacacionistas, prensa, y cinéfilos de todo el orbe queriendo conocer a sus actores favoritos.  “El paraíso de América” se perfilaba como centro turístico internacional.  Los barrios históricos aún conservaban su encanto natural. La Quebrada, Caleta, y Caletilla eran lugares obligados para todo visitante. !Ay qué tiempos aquellos señor don Simón!

Las luminarias eran conducidas en helicóptero desde su hotel al Fuerte de San Diego provocando revuelo. Dolores del Río, y Manolo Fábregas los recibían elegantemente vestidos. Había pantallas gigantes en los parques cercanos para que el pueblo también disfrutara del festival. Varias cintas estrenadas aquí se convirtieron en clásicas: “Dr. zhivago”, "Y Dios creó a la mujer", “Bella de Día”, "Locura de amor", “Rebelde sin causa”, “El último cuplé”, "Los caballeros las prefieren rubias", etc.

Resultado de imagen para El fuerte de San Diego de Acapulco

Acapulco fue y sigue siendo el lugar del espectáculo por excelencia.  El escenario natural del glamour y medio cinematográfico. Los productores y la Tv han hecho del puerto una mina de oro. Sus playas ejercen un encanto casi hipnótico para quienes las conocen. Los turistas se enamoran del puerto.


Resultado de imagen para Playas de Caleta y Caletilla

Llegamos al casino Jai alai pero Marilyn decidió no entrar. Cambiaba de parecer de un momento a otro.  Tenía temor de encontrarse con gente del cine y tener que dar explicaciones. Le comentaron que se encontraban ahí quienes la habían demandado por incumplimiento de contrato. Mejor me pidió conocer las playas de “Caleta” y “Caletilla”.  Estábamos precisamente frente a ellas.  Hacia allá nos dirigimos caminando. Le pregunté:

--¿Por qué no quisiste entrar al Casino, Norma?

--Porque vengo huyendo de Hollywood y no quiero encontrar lo mismo.

--¿No será que te avergüenzas que te vean con un desconocido?

--Por favor, Joe, ¡Claro que no! --me tomó de la cintura y me abrazó. 



sábado, 8 de diciembre de 2018

¿Qué hace la SCJN?

Imagen relacionada


José de Cádiz


Es una desvergüenza que ahora los jueces y magistrados se estén amparando para que no les bajen el sueldo. Durante décadas el pueblo sufrió la indiferencia y corrupción del poder judicial. Es de todos conocido que en México quien mata, roba, viola, o calumnia pero tiene dinero, nadie le hará justicia a las víctimas.

Imagen relacionada

Basta que los jueces y MPs te vean bien vestido, una cartera con dólares, un relog de oro, y portando una camionetota para que se inclinen ante ti. Saben que ahí hay dinero y pueden negociar la libertad. Son acusados frecuentemente de venderse al mejor postor. Por supuesto hay honrosas excepciones.

La imagen puede contener: una persona, cielo y nubes

Los magistrados de la SCJN nunca le hicieron justicia a los 43 de Ayotzinapa. Ni a los niños del albergue ABC de Sonora. Tampoco a los asesinatos y violaciones, por parte del ejército, en Tlatlataya o El charco. Nunca enjuiciaron debidamente a los gobernadores ladrones que saquearon el país: Javier Duarte, Cesar Duarte, Humberto Moreira solo por mencionar algunos. Nuestra deuda exterior con Peña Nieto Aumento 10 veces más. Aunque compruebes que alguien te robó o violó lo sacan a las 2 horas.

La imagen puede contener: una o varias personas, personas sentadas, gafas e interior

El poder judicial es el garante de que se aplique la justicia en una sociedad: brindar seguridad, protección, castigo a los delincuentes. Para eso les pagamos. Tal parece que en lugar de eso favorecen la injusticia y criminalidad. Es obvio que la corrupción ha colapsado los 3 niveles de gobierno: ejecutivo, legislativo, y judicial. Según declaraciones del Chapo afirma que sobornó a Peña Nieto, y Felipe Calderón, claro, ellos lo niegan. ¿Cuándo los corruptos han dicho la verdad? Es parte de su naturaleza mentir.

Resultado de imagen para Vicente Fox, Peña Nieto, y Felipe Calderón

Dice la escritora Anabel Hernández, en su libro: "Los señores del narco", que Vicente Fox recibió 20 millones de dólares por dejar libre al chapo en 2001. La periodista hizo un trabajo concienzudo: investigó a los involucrados, accedió a los archivos de la PGR, habló con el Mayo Zambada. Y sin embargo, la SCJN nunca tomó en cuenta sus revelaciones. La PGR tiene en la cárcel a chivos expiatorios mientras el autor intelectual anda libre: Vicente Fox. Uno de los hombres más ricos del mundo. Cena en un restaurante de Polanco y amanece almorzando en otro de París.

Resultado de imagen para Anabel Hernández y su libro "Los señores del narco"

"Poderoso caballero es don dinero".

Si el narco fue capaz de sobornar a presidentes, ¿qué no podrá hacer con jueces y magistrados? Peor aún, ¿qué no hará con los ciudadanos comunes? La sociedad está pidiendo a gritos la destitución de magistrados. Los acusan de nepotismo, de tener entre sus filas a sus parientes, de ganar 4 millones y medio anuales, de torcer la ley para su beneficio, etc, etc. No quieren aceptar que son nuestros empleados y podemos destituirlos. Saben perfectamente que hay un nuevo régimen. Una ciudadanía demandante y bien informada que les pide cuentas.
Ahora, pretextando que el poder judicial es autónomo, se niegan a bajarse el sueldo. No les importa que haya un pueblo descontento con su proceder. Que mientras ellos se enriquecen haya millones de pobres. Les importa un pito el plan de austeridad del presidente López Obrador. Quieren ganar fortunas cuando tienen a la sociedad desprotegida y a merced del hampa. En mi tierra les llaman SINVERGÜENZAS.

¿Qué hacer?

Resultado de imagen para Mario Delgado y Ricardo Monreal

Enviemos cartas al poder ejecutivo, probemos la honestidad del legislativo, llenemos las redes de protestas para que sean destituidos. Ya no los queremos ni los soportamos. Vamos, ni siquiera los necesitamos. Ya vendrán otros de probada honestidad y amor a la justicia. La IV transformación la tenemos que lograr entre todos. Funcionario que no coopere será eliminado.


martes, 4 de diciembre de 2018

El rostro oculto de Marilyn IX




Imagen relacionada


Cap. IX

Los tres vigilantes de marilyn

José de Cádiz


Germán Rentería, era otro de los compañeros policías que cuidábamos a Marilyn. Amigo desde la universidad habíamos abandonado la carrera por motivos diferentes. Mujeriego empedernido y con una linda esposa. Éramos aficionados a la parranda, pero a Rentería no le gustaba el cine.  Hermano de mi novia, y como cuñado, nuestra camaradería se hizo más estrecha.

El tercero, era Ramiro Peralta, un señor de 40 años, casado y con varios hijos. Le interesaba la seguridad de Marilyn porque cuidaba su prestigio profesional.  Era además el comandante de nuestra corporación.  Acostumbraba cuidar celebridades que llegaban al puerto. Diez años de servicio lo volvieron experto.

Imagen relacionada

La noche que acompañé a Marilyn a dar un paseo en yate, Ramiro me preguntó con sarcasmo:

--¿A dónde te llevaste a divertir a Marilyn?

--Fuimos a dar un paseo en yate.

--¡Oye cabrón! ¡Cuéntanos! ¿Y qué sucedió después? --me interrogó Germán.

--Pues nada. Visitamos la isla de "La roqueta" y nos adentramos en alta mar.

--¡Nada más! ¿No me digas que no te la cogiste? --inquirió Germán con su vulgaridad característica.

--Lamento decepcionarte.  Marilyn está viviendo una situación muy crítica. Se durmió y no despertó hasta en la mañana. 

--¡Qué pendejo eres! A mi no se me hubiera ido viva.  Dicen que diario hace el amor con un hombre diferente.

--Germán, la vida de Marilyn es un mito, no creas todo lo que se dice de ella.  ¿Ya comieron? Los invito a tomar algo en la cafetería.

--Esa voz me agrada --dijo Ramiro-- y de paso nos cuentas tu noviazgo con Marilyn.

--Brincos diera si así fuera.  Es una mujer demasiado asediada.  Nunca se fijaría en un tipo como yo.

En la cafetería bromeamos y comimos tortas.  Éramos jóvenes y la vida nos parecía una fiesta.  No les conté lo sucedido en el barco porque no lo comprenderían. Si les hubiera dicho: "Bailamos, nos tomamos unas copas, y contemplamos las estrellas", se hubieran reído de mí. Máxime si les confieso que le declamé poesías. Tampoco les comenté su romance con los Kennedy.  Estaba obligado a guardar silencio.

Solo un poeta podía comprender a una artista sensitiva como ella.  Mis compañeros eran buenas personas pero no les interesaba la poesía.  No les gustaba el cine y menos la literatura.  A pesar de todo nos llevábamos bien y auxiliábamos cuando era necesario.  Ramiro con su excelente trayectoria había ganado algunos premios. Lucía orgulloso sus condecoraciones en una chamarra.

 Imagen relacionada

Por algo lo habían seleccionado para cuidar a Marilyn.  Como comandante de nuestra corporación no era prepotente y nos trataba como amigos.  A veces lo invitábamos a tomar cervezas en un bar frente a la playa.  Nunca se excedía con la bebida y cuidaba bastante su reputación.  Era un consejero de los más jóvenes y cuando había problemas acudíamos a él.  Su esposa era amable, y nunca lo vi coqueteando con otra mujer.  Todo lo contrario de Germán que siempre andaba en busca de aventuras. 

Por mi parte el trabajo era temporal y buscaba otro que me permitiera continuar mis estudios de filosofía.  Aunque no me desagradaba el papel de guía de turista, estaba consciente que no salía a pasear con M M, sino con Norma Jean. La chica que un día fue y pretendía seguir siendo.  Lo percibí al pedirme que la llamara por su verdadero nombre.  Queriendo desprenderse del seudónimo que la hacía tan desdichada.

Después de conocer sus desventuras Marilyn me inspiraba algo más que un simple deseo. Una mezcla de fascinación y afán de poseerla.   Pero no bajo tales circunstancias en que se sentía tan humillada por el género masculinoMe intrigaba su personalidad llena de aristas.

La noche que supuestamente partiría a California pedí permiso a Ramiro Para descansar. Aceptó y junto con Germán me embromaron acerca de mis paseos con la diva.  Decían que podían suplantarme y llevarla a conocer balnearios, pero ellos no perderían el tiempo como yo.  Ignoraban sus problemas sentimentales. 

 Imagen relacionada

Me reía ante sus ocurrencias.  Mi admiración por la estrella me revistió de entusiasmo y osadía.  A Ramiro y a Germán les tenía sin cuidado la popularidad de Marilyn.  Eran demasiado prácticos y mundanos para reparar en una mujer tan especial.  Para ellos el mundo se reducía a trabajar, comer y fornicar.  No tenían expectativas filosóficas como yo.

La aventura había terminado y era mejor olvidarme del asunto.  Esa noche escribí una poesía y hablé por teléfono con mi novia.  La soledad y la tristeza suelen ser el mejor acicate de la inspiración.  Fabiola se negó a conversar conmigo argumentando estar enferma.  Le prometí visitarla a otro día:

Encanto y belleza alteran nuestro equilibrio interior

Un cuerpo hermoso seduce como canto de sirenas


La voluptuosidad aprisiona como una red de metal


El corazón da razones que la honestidad reprueba



¿Quién conoce las fronteras entre el amor y deseo?


El amor es un sentimiento más allá de la atracción


La pasión nos esclaviza y la moral se nos esconde


Tal vez las almas gemelas saben amar de verdad.



No le había hablado a mi novia de Marilyn por falta de tiempo.  Ella también era fan de la estrella y le hubiera encantado conocerla personalmente.  Habíamos visto juntos casi todas sus películas. Compraba las revistas de espectáculos y leía la vida de sus actores favoritos. ¿Cómo tomaría las cosas cuando le hablara de Norma Jean? ¿Se alegraría? ¿Se pondría furiosa? 

Imagen relacionada

La verdad me encontraba ante una disyuntiva.  Pensaba contarle todo cuando la diva ya se encontrara demasiado lejos. Pero las cosas habían tomado otro giro porque la bella decidió prolongar sus vacaciones.  En el fondo me alegré de que así fuera.

Fabiola nunca se había mostrado celosa y parecía muy segura de sí misma.  Yo conocía sus amistades y hasta me habló de su ex marido.  Como mujer divorciada respeté su criterio acerca de la unión libre. Nunca le había sido infiel, y creo que ella a mí tampoco.  Disfrutaba su libertad, y no me avisaba cuando salía con sus amigas.  Nos veíamos puntualmente los domingos.

Salir a pasear con Marilyn era una verdadera utopía.  Ningún hombre se hubiera resistido a llevarla a conocer Acapulco.  En mi caso todo fue circunstancial y era parte de  mi trabajo cuidarla.  Me sentía el más afortunado mortal por tener que complacerla. La vida no pudo ser más amable conmigo.  Pero tenía frente a mí un dilema. 

Fabiola, tenía un hijo de 6 años: Nelson, con quien nos llevábamos bien.  Un chico vivaracho que le encantaba jugar fut-bol y boliche.  Como convivíamos mucho le había agarrado cariño.  Siempre me gustaron los niños y en mis días francos lo llevaba de visita a mi tierra natal.

Atoyac de Álvarez, una ciudad alejada del puerto de Acapulco donde vivían mis padres y hermanos. Una zona cafetalera por excelencia y con una gran historia. Sus montañas fueron sede del famoso guerrillero Lucio Cabañas.  En los años setentas puso en jaque al gobierno mexicano. Hoy en día los turistas la visitan curiosos.

Resultado de imagen para Atoyac de Alvarez

Nelson jugaba con mis sobrinos y era tan feliz que ya no quería regresar al puerto.  Cuando nos acompañaba su mamá, le pedía que nos fuéramos a vivir allá.  Ella le daba cualquier explicación para que dejara de molestarla.  

Fabiola, era originaria de Acapulco donde vivía con su mamá y el pequeño. No le gustaba depender de nadie, ni sentimental ni económicamente.  Sus paseos favoritos eran al campo, bailar, y ver buenas películas. Tal vez por eso nos identificábamos mucho.

Con su hermano Germán no se llevaban bien por su desmedida afición con las mujeres. Enterada que engañaba a su esposa con cuanta chica se le presentaba compadecía a su cuñada.  Germán, además de infiel era indiscreto, y solía presumir su hombría. Un hombre hedonista que vivía para el placer y la buena comida. Las chicas lo seguían como las moscas a la miel.

Su esposa ni se daba por enterada o aceptaba en silencio sus infidelidades. Sinceramente creo que Germán no la merecía.  A pesar de todo mi amigo era responsable y cariñoso con sus hijos. No le gustaba que su mujer trabajara y le llevaba puntualmente su salario. Una buena esposa debía estar en el hogar siempre dispuesta a complacerlo. 

Germán nos invitaba a comer ocasionalmente a su casa.  Eran mis únicas amistades cuando conocí a Marilyn.  El mundo estrecho de un policía de barrio. Mi pasatiempo favorito era visitar a mi familia e irme de cacería con mis hermanos.

Una vida provinciana y sin grande preocupaciones.  Mis padres con 6 hijos les fue imposible darnos una carrera a todos. Mis tres hermanos menores aún estudiaban. Los otros 2 ya estaban casados.  Una familia conservadora y muy unida.

Por eso cuando supe que Marilyn visitaría el puerto me entusiasmé como un niño. Por fin conocería de cerca a tan famosa estrella de Hollywood. Algo me decía que rompería mi rutina.  Lo que nunca imaginé fue que no encontraría una mujer dichosa sino todo lo contrario.  Una chica a quien los avatares de la vida habían hecho muy infeliz. 

Resultado de imagen para Fotos de Marilyn 

Todos deseamos escapar de una existencia monótona y vacía. Que el diario vivir nos sorprenda con acontecimientos extraordinarios.  La necesidad es un imperioso motivo para sobrevivir.  Adaptarse a cualquier situación es la mejor cualidad de un ser humano.  A mis 25 años el matrimonio no estaba entre mis prioridades. Mi situación era estable con un trabajo y una novia cariñosa. 

Enterado que la fama no proporciona la felicidad había cambiado mi opinión acerca del éxito.  Descubrí que el dinero y la dicha tienen poco en común. Conocer a Marilyn fue una lección de vida porque me permitió asomarme a su mundo.  Al confiarme su problemas pude comprenderla como ella deseaba. Atrás de esa sonrisa pícara se encontraba la verdadera Norma Jean.

Conocí a la mujer seductora, sensitiva e insegura.  Sus complejos y traumas que le robaron la paz interior.  Las estrellas del celuloide se ven sonrientes todo el tiempo aunque por dentro estén destrozados.  Tal vez por eso son actores y nacieron para fingir.  Tarde o temprano se sinceran o se refugian en las drogas.

Marilyn deseaba ser auténtica pero el cine no se lo permitió.  Encontró un tren de vida hedonista y una imagen frívola que la decepcionó.  Las candilejas y ese ambiente de oropel la habían asqueado.  Regresar a su esencia original era su meta.

Por eso se encontraba tan a gusto en Acapulco.  La naturaleza de sus playas la hicieron olvidar temporalmente sus desengaños.  Todo el tiempo buscaba el amor incondicional y que la respetaran como ser humano.  Soñaba con ser apreciada internamente y no por su cara bonita.

Imagen relacionada

¿De haber nacido fea Norma Jean muy fea hubiera sido más dichosa? Me atrevo a pensar que cuando menos no hubiera sido tan abusada por el genero masculino. Alejada de los reflectores hubiera encontrado un remanso de paz en algún rinconcinto de su natal California.  Cuando era una humilde empleada y la esposa sumisa de un marinero.  OJalá y de niños pudiéramos escoger nuestro destino. Que la vida nos diera oportunidad de elegir.  Pareciera que simplemente somos juguetes de las circunstancias.
























El rostro oculto de Marilyn XI

Cap. XI "Me encantaría bailar sin ropa contigo, Norma". José de Cádiz Llegamos al Casino “Jai alai” pero Maril...