domingo, 21 de abril de 2019

Una escritora con ángel



Lo prometido es deuda...






José de Cádiz











Es toda una proeza escribir un libro.  Se necesitan vocación, talento, y obviamente preparación.  La mayoría empezamos escribiendo cuentitos, poemas y reflexiones.  Pero, Dana Sandoval, decidió que podía escribir una novela, más aún, una saga completa.  


Su novela, “El pacto”, atrapa al lector desde el primer capítulo.  Una historia de ángeles, en relación con un asesino a sueldo elegido para efectuar un pacto.  El mundo del vicio y la perdición. Una combinación fatal y explosiva. ¡Una bomba narrativa! Que no te dejará ni ir al baño.
 
Tiene también un blog muy carismático. https://elmundodentrodemimente.home.blog/contacto/.  Ahí publica, “El diario de Cordelia”, la historia de una mujer apasionada y caótica.  Sus ilusiones, desengaños, y la entrega de su virtud sin pensarlo 2 veces. ¡Flechazo a primera vista!


Dicen que la constancia y disciplina llevan al éxito.  Dana Sandoval, posee esas 2 cualidades. Su signo, Géminis, nos dice que ella nació para escribir.  Argentina, nacida en Monte grande, provincia de Buenos aires. Actualmente, reside en la Cd. de Neuquén capital, Patagonia.


Una escritora que, sin duda, nos dará sorpresas.  Pero que nos cuente, ella misma, en esta entrevista, sus aspiraciones y metas de escritora:


--Hola, Dana, ¿cuándo decidiste que querías y podrías ser escritora?


R--: No sé si lo llamaría “algo que decidí”, es decir, fue algo que salió, sin haberlo meditado demasiado, desde dentro de mí. Aunque tengo que reconocer, que el haber leído sagas juveniles me dio un gran empujón. Cuando algunas llegaron a mis manos, constantemente pensaba cosas tales como: “¿de verdad el personaje va a actuar de forma tan estúpida?”, “ese diálogo no tiene sentido allí” o “esa situación se podría haber resuelto de manera más práctica”. Básicamente, comencé a plantearme cómo lo haría yo, por qué siempre era diferente. Entonces me propuse pasar a la acción.


--¿Estás consciente que es un trabajo arduo y frecuentemente poco remunerado?


R--: ¡Sí! Mejor dicho, ¡ahora lo sé! Pero la satisfacción de crear personajes, situaciones, relaciones desde cero y buscarle un sentido, lo valen por completo.


--Te lanzaste de lleno a escribir una novela.  Tu debut no estuvo nada mal. ¿No se te dificultó demasiado?




R--: Para ser honesta, no. Extrañamente, y aunque se trataba de mi primera vez, en cuanto me sentaba delante de una hoja en blanco las escenas fluían por sí solas, tenía varias ideas fijas y bien definidas al respecto, y aunque “El pacto” sufrió muchos cambios a lo largo de su escritura, la sensación que me quedó fue la de escribir de un tirón…un tirón de tres años, jajaja.


--¿Has tomado talleres, cursos, y asimilado las enseñanzas, por Ej., de Sinjania?

cover photo, No hay ninguna descripción de la foto disponible.


R--: Sinjania y su maravillosa página de Facebook me han ayudado muchísimo, y ciertamente, he tomado algunos cursos breves en línea (sobre personajes, novelas, diálogos, marketing, etc.), pero debo decir, que mi más grande ayuda siento que es el pertenecer a algunos grupos de escritores, (en diferentes redes sociales), a través de los cuales se puede sumar muchísima ayuda, comentarios y sugerencias. El exponer mis escritos al escrutinio público, pero que a su vez sea dentro de un ámbito de sabiduría y cuidado, es una gran ventaja.


--Dices que luchas diariamente por no ser una madre mediocre.  ¿Cómo alternas el trabajo, y aficiones literarias, con tu papel de madre?


R--: ¡Uf! ¡Ser madre! Si decís que escribir una novela es un trabajo arduo y mal remunerado, ¡deberías intentar siendo madre! Jaja. No, ahora en serio, Lourdes es una máquina de inspiración para mí, de hecho, adquirí más confianza en mí misma desde que la tuve en brazos por primera vez; fue ella quien, sin proponérselo siquiera, me dio el empujón que me faltaba para animarme a ir más allá. Quizá todo padre cree esto de sus hijos, pero ella definitivamente es un ser mágico (¡no se lo cuentes a nadie!)…aun así, hay ocasiones en las que se complica lograr un equilibrio, los niños son demandantes. Pero esto sólo me llevó a descubrir que soy más creativa por las noches, o a la madrugada…mientras mi hija duerme, jajaja.


--Oye, ¿sabes bailar tango? Te pregunto porque ando buscando quien me enseñe.





R--: ¡No! Realmente no soy buena en cuanto a bailar en pareja se refiera, pero se un poco de danzas árabes, practicaba cuando era adolescente. ¿Te sirve de algo?

--Jajaja, bueno, algo es algo.  Cuando hablo de Argentina no puedo evitar acordarme de Carlos Gardel, Jorge Luis Borges, o Martin Fierro.  ¿Qué nos puedes decir al respecto?


R--:  Veamos: Gardel, ¡tango!; Borges, ¡literatura!; Martin Fierro, ¡gaucho recio! Iconos, sin duda alguna. Voy a caer en la típica y vulgar práctica de vanagloriarme, pero ellos, entre tantos otros, son la muestra contundente de que Argentina posee grandes y fuertes talentos.


--Leí tu cuento, EL MURO DE LA SHOMPAHUE (sirena).  Me impresionó que haya padres que tengan hijos sensitivos, poco atléticos, y no los comprendan.  ¿Hay prejuicios y discriminación racial y sexual en Argentina?


R--:¡Muchísima! Y trágicamente, como en gran parte del mundo también. Es terrible que aun en la época actual, en la que se supone somos seres civilizados y evolucionados, todavía sucedan tales aberraciones. Al ser mamá lo veo de manera más cruda, visceral y a diario.  Lourdes, mi hija, en ocasiones me cuenta los desprecios y agravios entre sus compañeros de escuela, y hablamos de criaturas de entre 5 y 6 años, que son esponjas mentales. Es una lástima que mamen eso en su hogares; ya que algunos decantan ese bullying que sufren desde su propio nido hacia sus pares; mientras que otros, quizá los más vulnerables, son espectadores de cómo decae su propia estima. Es muy triste.


--Nahuél, es un chico que escapa del escarnio y la nula valoración de sus hermanos.  Se adentra en un lago y conoce a la sirena que lo elimina. ¿Cómo una válvula de escape (fantasiosa) o un suicidio voluntario?


R--:En el cuento de la Shompalwe, las cualidades de Nahuél lo destacan de manera negativa frente a sus familiares varones, por lo que él, en un intento desesperado de librarse de tal estigma, acude a un lugar prohibido para demostrar su hombría. Pero no se percata de que al hacerlo, quizá está dejando atrás su verdadero yo, o al menos, parte de lo que él podría llegar a ser. Creo que en ocasiones en las que no encajamos dentro de cierto estándar, nos sentimos desubicados e inferiores; pero tengo la creencia de que eso solo significa que tenemos otros propósitos en la vida y que en ocasiones debemos caminar solos. Soy una creyente del destino, lo veo latente ahí adelante, siempre, infinito; y Nahuél también estaba destinado para otras cosas, aunque eso lo llevará hacia una muerte inminente.


--En EL DIARIO DE CORDELIA.  Describes muy bien sus sentimientos y emociones.  ¿Todas las mujeres pierden la cabeza al conocer al hombre de sus sueños?



R--: ¡Seguramente! El amor no se manifiesta ni se siente por todos de la misma manera, eso es muy personal, pero que a todos nos toca experimentarlo, al menos una vez en la vida, esa es una realidad. Yo particularmente ¡la he perdido!, hablo de la cabeza…me animé a cosas de las que nunca me creí capaz, como decirle a otra persona que la amaba, con todo el peso, la responsabilidad y el compromiso que eso conlleva. Es una enorme mochila emotiva.


--El 80 por ciento de las mujeres actúan como Cordelia.  Se ilusionan y les rompen fácilmente el corazón. ¿Será que los hombres somos más cerebrales o menos sentimentales?




R--:¡Hombres! ¡Llegué a pensar que eran un mal necesario! Jajaja. No, en realidad, hoy en día tengo una mejor opinión formada de ellos; he conocido a varios que son muy, extremadamente sentimentales y otros demasiado calculadores, no hay que meter todo en la misma bolsa, aunque sí los considero impulsivos, muchos más que al género femenino. Un hombre puede declararse enamorado sólo porque le gusta tu cuerpo, mientras que las mujeres; salvo excepciones, claro está, lo dicen respaldándose en un sentimiento que se viene abriendo espacio en su pecho, hasta que éste explota como un geiser.


--La mayoría de los matrimonios fracasan.  Al parecer el amor no es eterno. ¿Se termina el sentimiento, el encanto, o la atracción?


R--: Soy creyente de que la frase: “el amor se terminó” es errónea. El amor es una fuerza infinita e indestructible, lo que si se termina es el encanto, la conquista, la seducción. En muchas ocasiones he oído comentarios, y me temo que en su mayoría provenientes de hombres, tales como: “¿para qué? Si ya estamos juntos” o “ya nos casamos, eso era cuando andábamos de novios”. El descuido, la desatención, el dar por hecho que el otro te pertenece, es un error garrafal. Amas al otro, le permitís amarte, es sentido común nada más.


--Dana, ¿cuántas veces te has enamorado?  




R--: Solo una.


--¿Antepones el amor, o el sexo, en una relación?


R--: 50 y 50. Mi analogía es: el amor es un recipiente, el sexo es lo que está contenido dentro.  Un recipiente sin contenido está ahí, no dice nada, está vacío; y si el recipiente se rompe, no existe apoyo, contención, solo un inminente desastre.


--¿Cuáles fueron tus fuentes de información en la novela, El pacto?


R--: Mmm, no podría apuntar en una sola dirección. Es decir, fuentes, desencadenantes, no lo sé, hubo muchos. Utilizo mucho la Wikipedia, ¡obvio!, pero leyendo a Shakespeare encontré una base argumental que considero sólida, ya que luego de leer “Sueño de una noche de verano” y “El rey Lear”, no sólo pudo darle nombre a un personaje, sino que además inspirarme en situaciones futuras. Al igual que mi protagonista masculino, él surgió luego de leer una seguidilla de comics de Batman (“Una muerte en la familia”, muy recomendable por cierto). No puedo dejar de mencionar la Santa Biblia, Gustavo Cerati, Coldplay, Alejandro Sanz. Como dije, es difícil apuntar en una dirección nada más.




--“Leyenda, arma alada. El pacto”, hablas de Demetrius, una deidad que se propone ayudar a la tierra en el último momento.   Mencionas al altísimo, absoluto, y omnipotente. ¿Leíste El apocalípsis o las diferentes profecías del fin del mundo?


R--: Demetrius tiene el rango de querubín, y a su vez, oficia como mentor del ángel enviado a la tierra. Y si, en líneas generales he leído al respecto…me asustan, no puedo negarlo.


--El libro afirma: ”La curiosa naturaleza humana sólo da valor a lo que poseen o es objeto de su aprecio”.  ¿Aprenderemos que nada trajimos y nada nos llevamos?


R--: No, francamente utilizo la frase como un capricho del ser. Es decir, creo que nunca tomamos conciencia de los afortunados que somos por estar vivos, sanos, tener un techo, alimentos, etc. Me arriesgaría a decir que el 100% de la humanidad, me incluyo, siempre está al pendiente de lo que no tiene, de lo que le falta para ser feliz; y solo se percata de eso cuando lo pierde. Ya sea que se trate de un amor, una posibilidad laboral, una extremidad o lo que fuera. No notamos que está ahí, hasta que ya no está.


--Tienes razón.  La vida es tan breve y la desperdiciamos en codicias y vanagloria.  Un atlante dejó escrito: “La riqueza de un hombre se mide, no por lo que adquiere, sino por lo que da”.  ¿Qué opinas de esta sentencia?


R--: Que la sentencia es atinadísima. No creo que se refiera a dar grandes cosas, ni siquiera de cosas materiales se trata, sino que a veces podemos trasformar el día de alguien con dedicarle simplemente unos segundos y decir algo halagador; esa persona quizá ni siquiera te conozca, pero no va a olvidarlo. Diariamente tenemos la opción de hacer una diferencia, nuestra conducta, nuestros actos, estos dejan huellas.


--Quimera, es un personaje femenino en tu novela, afirma que la humanidad se encuentra pasando por momentos difíciles.   ¿Podrías especificarlos?


R--: Ella es el ángel que lleva a cabo la elección del pacto terrenal. Y si bien la novela está ambientada casi unos diez años atrás (2008, para ser exacta); desde que recuerdo, dentro de este espacio de tiempo en el que me tocó vivir, existen guerras, hambre y miseria por doquier, con la clara intención de que nada de eso va a llegar a un fin, no de manera favorable al menos.  Prácticamente son cada vez más las barreras que dividen a la humanidad, ya no son solo de índole política, religiosa o de clase social, sino que hasta por un equipo de futbol se crean grandes disputas, las cuales en ocasiones terminan en tragedias. El sentimiento que me genera, es que no tenemos solución, estamos claramente perdidos y esa es sólo mi óptica, desde una generalidad; pero intenté ponerla en ojos de un ser divino, el cual debía ser breve y actuar al respecto.


--La Biblia habla del paraíso futuro de los mil años.  Una edad dorada basada en principios espirituales. El amor resurgirá y el materialismo será anulado.  Actualmente reina la oscuridad y el caos. ¿Qué podemos hacer para emerger?


R--: Apaciguarnos. Dominar egos. Escuchar cuando sea necesario. Abrazarnos más. Hablar menos, sentir más.


--¿Te atraen la fama y los reflectores, Dana?


R--: En absoluto, soy muy tímida.


--¿Cómo te gustaría realizarte como escritora?


R--: Todos queremos un reconocimiento por algo en lo que exponemos y ponemos toda nuestra alma. Adoraría que mis libros sean leído y citados alrededor del mundo.  ¡Definitivamente, me sentiría realizada!


--¿De qué manera describes el éxito de un autor?


R--: Mmm, bueno, si digo “Macondo”, “Coraline” o “Hogwarts”, inmediatamente al menos una porción de la población sabe de qué estoy hablando, ¿no? ¡Eso es el éxito!


--¿Qué opinas del marketing y la promoción en redes?


R--: Es una gran herramienta, pero he descubierto que tiene su ciencia. Aunque tiene mayor alcance y está a la mano de todos, no es un trabajo sencillo llevarla adelante.


--¿A dónde hubieran llegado los escritores del pasado de haber tenido Internet?


R--: Quizá a muchos increíbles escritores se les hubiera allanado el camino a la hora de obtener el reconocimiento que merecían. Como por ejemplo a Lovecraft, él no fue muy célebre en su tiempo y tampoco recibió un rédito acorde por sus trabajos, el cual es súper valorado hoy en día. El mismo es de culto, casi un mito, tanto el creador como las invenciones mismas. Lo considero injusto, de haber contado con internet hubiera logrado más notoriedad, y quizá entre sus admiradores podríamos despertar al gran Cthulhu, jajaja.


--¿Quiénes son los escritores que más admiras?


R--:Neil Gaiman, sin dudar, amo su inmensa e intensa imaginación. Pero luego, es difícil seguir eligiendo; me gusta leer a Lovecraft, Wilde y como contemporánea, me agrada Cassandra Clare.


--¿Por qué tendríamos que comprar tu novela y cuál es el precio?  


R--:  Bueno, “El pacto”, como la primera novela de cualquier novel, es el prefacio de una saga que sí considero trascenderá. “El pacto”, dejará la puerta abierta hacia la decisión de tomar las riendas de la vida, de volvernos nuestra mejor versión.  Contempla la esperanza que existe para cada uno de nosotros. Creo que no sólo implantará la idea de que existe más de lo que podemos percibir a diario, sino que así como en ocasiones, no solo escapa de nuestra vista, sino también a nuestra comprensión, ignorando nuestras urgencias y frivolidades; ¡va a entretenerlos por un buen rato! ¡Ah! Su precio actual es de 200 pesos argentinos o 7 dólares.


--¿Sabías que el 80 por ciento de los autores no saben elegir título a sus libros?


R--: ¡Títulos, sinopsis, nombrar capítulos…! Absolutamente todas son tareas difíciles y de las cuales no se tiene una mínima idea hasta que se está de pie frente a ellas. Es casi como nombrar a un hijo, si haces una mala elección, tendrás un mal sabor de boca durante el resto de tu vida.


--¿Si volvieras a nacer, en el planeta Venus,  continuarías escribiendo?


R--:  ¡Oh, Venus! Las mujeres venimos de allí, ¿cierto? Jajaja, aunque me considero más como una infiltrada de Marte…en cuanto a lo de la escritura, ¡definitivamente! Hoy en día es una necesidad, casi como comer o ir al baño. Mi cabeza no me deja en paz si no escribo una escena al día.


--Nombre de la editorial que te la publicó.


R--: Editorial Sarandí.
--¿Algo más que le quieras decir a tus lectores, Dana?


R--: Primero: ¡Gracias totales por leerme! Y les recuerdo que pueden dejarme comentarios, sugerencias o quejas en mi blog o a través de redes sociales. (Facebook: https://www.facebook.com/diazdanitza/ . Instagram: https://www.instagram.com/diaz_daniza/.  Siempre estoy abierta a cualquier tipo de comentario, más si es de manera educada. Y por último, pedirles que no se despeguen y estén atentos, ¡porque esto recién empieza! Tengo grandes planes para el futuro.


--Un placer conversar contigo, Dana.  Te deseo el mayor de los éxitos. Un fuerte abrazo a tu pequeña, Lourdes.

Imagen relacionada

R--: Gracias a vos y un placer coincidir con personas, o personajes de tu talante. Éxitos para ti también.






viernes, 19 de abril de 2019

¡Súper entrevistas 2019!



José de Cádiz

La imagen puede contener: una o varias personas


Próximamente:

“Una escritora con ángel".


Desde La patagonia argentina


¡No te la pierdas!


La imagen puede contener: una persona, primer plano


La imagen puede contener: 3 personas, personas sentadas e interior









Una escritora con ángel

Lo prometido es deuda... José de Cádiz Es toda una proeza escribir un libro.  Se necesitan vocación, talento, ...