Entradas

Mostrando las entradas de diciembre, 2013

EL ROSTRO OCULTO DE MARILYN III

Imagen
Cap. III

"Me siento como un pedazo de carne devorado por dos leones" .

José de Cádiz



Estuvimos contemplando el espectáculo de clavadistas. En silencio como si las palabras salieran sobrando y si sólo se comunicaran nuestras almas.  Cada uno sumergidos en nuestras quimeras, explorando la riqueza de nuestro mundo interior. No supimos cuanto tiempo pasó pero nos percatamos que el público desalojaba los acantilados hasta quedar solo espacios vacíos.
Regresamos a la mesa y nos tomamos la última copa. En el bar los turistas bebían y conversaban animadamente. La música acariciaba los oídos como queriendo retenernos las notas musicales para siempre. La actriz preguntó:


--¿Hay alguna playa solitaria cerca? Me gustaría contarte algo, pero en otro lugar.  Uno donde solo haya cielo y mar.


--La hay, es una playa preciosa. A esta hora debe está casi desierta.


Salimos del restaurante. Me sorprendió ver al chofer con la limusina a las puertas mismas de la hospedería. Comprendí que vigilaban a Mar…

ROMANCELOS

Imagen
José de Cádiz

En una noche callada la luna enamoró al mar diciéndole que lo amaba ya pronto voy a bajar
El mar que solo escuchaba dudó por unos instantes pensando si lo engañaba se arrepentiría cuanto antes
Oye luna no me engañes bien sé que el sol es tu amante un astro tan generoso y a veces tan arrogante
Es bien cierto que lo quise que me alumbra por instantes pero al ver que me engañó ya no lo quiero como antes
Mira luna si me quieres no coquetees con el viento pues debes saber que tengo ¡Enamoradas por cientos!






Yo no te puedo engañar soy la que contigo sueña pero cuando sea tu dueña te lo voy a demostrar
Tú no puedes ser mi dueña me haces sentir oprimido recuerda que en esta vida los celos causan olvido
Cierto soy muy posesiva me lo dicen tantas veces pero tus caricias vivas te las pagaría con creces






EL ROSTRO OCULTO DE MARILYN II

Imagen
Cap. II

Marilyn anhelaba una vida normal sin sufrimientos.

José de Cádiz



A otro día llgué puntual a la cita.  Por un momento pensé en dedicarme a trabajar y olvidarme de la aventura.  Pero algo dentro de mí me obligó a apostarme frente a la suite de Marylin.  Esperé pacientemente en el pasillo, total, nadie se daría cuenta del plantón. No se escuchaba ni un ruido, nada. Temí que la diva se hubiese marchado esa misma noche. Quise bajar a la recepción a preguntar, pero me arrepentí. Después de media hora perdí toda esperanza.

Me retiraba cuando escuché que se abría el picaporte de su cuarto. Esbelta y erguida apareció aquella beldad.  Vestía jeans, votas vaqueras, y un sombrero texano que resaltaban su belleza. El pelo recogido la hacía verse como una muchacha provinciana sin grandes pretensiones. Sonrió al verme y expresó:

--Estoy puesta.  Ud. dice a dónde vamos.

Bajamos rápidamente a la recepción.  Quise detenerla para decirle que no tenía auto pero ni siquiera me preguntó.  Simplemente h…

EL CISNE VANIDOSO

Imagen
José de Cádiz



¡Miren mortales sepan cuan hermoso soy! mi plumaje es brillante como el oro mis colores se funden con el sol no se engañen y piensen que lo ignoro
La belleza es mi eterna compañera el silencio mi fiel representante la arrogancia la llevo a dondequiera con estilo y un aire petulante
Pavoreal que engalanas las llanuras te comparas conmigo en tu belleza horroroso de pies que nunca miras cuando lo hagas te mueres de tristeza
Sé muy bien que tus tonos esmeralda conquistaron el afecto de los reyes pero a mí los plebeyos me hacen leyes que coronan mi elegancia con guirnaldas
Pecesillos del lago de los cisnes muy honrados se sienten cuando nado las gaviotas se acercan a mirarme y a decirme de ti me he enamorado
Un gorrión se cruzó por mi camino me gritó: ¡Tan hermoso como mudo! contesté yo no canto al muy tarugo mi belleza la envidian los cretinos
Cuando nado me gusta contemplarme reflejarme y extasiarme todo el tiempo no concibo la vida sin mirarme
y el espejo me deja sin aliento

EL ROSTRO OCULTO DE MARILYN 1

Imagen
Cap. I

Un sueño Convertido en Realidad
José de Cádiz



En 1962, un poco antes de morir, Marilyn Monroe viajó a la Cd. de México. Visitó el puerto de Acapulco y se hospedó en uno de los mejores hoteles. He ahí la oportunidad que tanto estaba esperando. Mi vida dio un vuelco de noventa grados cuando recibí una orden de mis superiores.


Debido a mi buena hoja de servicio, como policía industrial, fui elegido, junto con otros compañeros, para cuidar el cuarto de hotel de la estrella día y noche. Solía pasear con amigos y regresaban muy tarde. A veces se encerraban y solo se escuchaba música, voces, risas.  Se levantaban muy tarde.

Yo había visto casi todas sus películas y conocía la trayectoria de la actriz.  Era su más fiel seguidor y defensor. Soñaba con ella y tenía un póster gigantesco color rojo en mi cuarto.  Ahí donde Marilyn posó completamente desnuda mucho antes de convertirse en actriz.  El pergamino escarlata que la lanzó a la fama allá por 1944.  Pero conocerla personalmente era una …