Entradas

Imagen
  Hablemos de historia mexicana José de Cádiz Efectivamente, Pancho Madero, era un ser muy espiritual. A pesar de haber estudiado, él y su hermano Raúl, en La sorbona, de París, Francia. Siendo tan ilustrados, sabían que cuando la ciencia y la fe se unen ocurren grandes milagros. Se pueden realizar maravillas. Una de ellas fue derrocar una dictadura de 30 años en México. No cualquiera se atrevía a desafiar a un dictador como Porfirio Díaz. Tenía sus huevitos don Panchito. Madero, en 1906 escribió un libro llamado: "La sucesión presidencial de 1910", y derrocó, en 1911, en las urnas a Díaz. Si no hubiera sido por la traición del embajador de EE.UU, Henry Lane Wilson, de Félix Díaz, (sobrino de Porfirio Díaz), y el cocainómano Victoriano Huerta, no se hubiera torcido el camino de la democracia en nuestro país. Francisco I. Madero, tenía un grave defecto, como casi todos los mandatarios: estaba casado con sus ideas. Veamos... No atienden sugerencias ni opiniones de t

Calaveras a la narcolandia

Imagen
  Calaveras a la narcolandia José de Cádiz La muerte te trae descanso calmando tu sufrimiento los narcos te venden drogas llenándote de lamentos las calles de nuestro México lucen llenas de muertitos ¡El Ejército y Marina su defensa es solo un mito! En las tienditas te venden tejocotes con manzanas pero también cigarrillos con hierba de marihuana un vendedor de heroína se apostaba en una esquina ¡Hoy compró su camioneta lleno de oro y ropa fina! En cualquier calle de México te venden calzado y ropa También sobres transparentes con cocaína que mata unos chavos bien pelones se acercaron a comprarla ¡Que le ofrecen a la parca pulque para atarantarla! La muerte les contestó muy encabronada y digna ¡A mi no me den tequila quiero un wiski del más fino! también bailar una rumba con jovencitos calientes ¡Así no sentirán miedo cuando con sexo los tiente! La muerte carga una lista de hampones y traficantes de políticos corruptos y funcionarios que mienten Al chapo su mejor cuate lo tienen preso
Imagen
  ¿Quién fue verdaderamente María Félix? José de Cádiz La verdad, María Félix, solo vivió para sí misma. Su belleza la volvió ególatra. Con su único hijo fue muy dura. Se lo quitó a su padre solo para internarlo en un colegio en Canadá. Se rumora que ahí se volvió gay. Mientras ella le daba vuelo a la hilacha con diferentes maridos, amantes, productores. Según ella misma cuenta le puso los cuernos al papá de Enrique con un doctor "guapísimo" en Guadalajara. Vivían en el mismo edificio y se vengó de su marido por infiel. Su padre se enojó tanto que les hizo firmar un pergamino a sus hermanos donde la desconocía como hija. Por eso jamás hablaba de su familia. Ya divorciada se marchó a Navojoa, Sonora, donde vivió con sus hermanos. "Me pegaban como amante con cualquier chango". Cansada de las habladurías se marchó a la capital. Su madre la acompañó. Trabajando con un cirujano plástico, éste les decía a sus clientes: "Miren la nariz de esta señorita, yo se la arreg
Imagen
  Felicidad en adolescencia y juventud José de Cádiz Todos recordamos nuestro despertar sexual. La inquietante adolescencia. Cuando las hormonas no nos dejaban en paz. A los 13 o 14 años empezamos a vivir. ¿Recuerdas cuando suspirabas por ese chico, o chica, que te gustaba en la escuela? ¡Cuando mirabas de reojo a la maestra de biología porque estaba bien proporcionada! Como abrir la válvula de una fuente. La mayoría descubrimos esas sensaciones por instinto. En América latina no hay escuelas que nos eduquen en ese sentido. En plena era digital es más fácil que un niño descubra la pornografía que ilustrarse sexualmente. En climas tropicales hombres y mujeres maduramos prematuramente. En el colegio nos dan un pequeño bosquejo del tema. Nos reflejamos en la sexualidad de los demás comportándonos como animalitos en celo. La pubertad es el inicio de la vida adulta. Empiezan las obligaciones en serie, la academia, el hogar, los sentimientos. Frecuentemente, nos tomamos la vida como una fies
Imagen
  ¿Qué sucede con el mundo editorial? José de Cádiz Desde siempre los escritores han librado una dura y sorda batalla contra los editores. Es de sobra conocido que los autores escriben frecuentemente en la pobreza por estar supeditados a regalías de hambre que no les alcanza para sobrevivir. Digamos, que se ha dado una súper explotación del talento literario. Seguramente, porque los mismos creadores no valoran debidamente su trabajo. Tienen tanta urgencia en ver publicada su obra que no corrigen y pulen con responsabilidad. Siendo presa fácil de editores sin escrúpulos. A escribir se aprende escribiendo y nadie se hace escritor de la noche a la mañana. Sin embargo, no es justo que reciban solo un diez por ciento de regalías mientras los editores se quedan con el 90% argumentando gastos de impresión. Afortunadamente, con la Internet han cambiado mucho las cosas. Ahora el autor puede editar sus propios libros. Si un libro se va a vender lo hará en cualquier espacio. En El Metr