Entradas

Imagen
¿Quién fue verdaderamente María Félix?

José de Cádiz
La verdad, María Félix, solo vivió para sí misma. Su belleza la volvió ególatra. Con su único hijo fue muy dura. Se lo quitó a su padre solo para internarlo en un colegio en Canadá. Se rumora que ahí se volvió gay. Mientras ella le daba vuelo a la hilacha con diferentes maridos, amantes, productores. Según ella misma cuenta le puso los cuernos al papá de Enrique con un doctor "guapísimo" en Guadalajara. Vivían en el mismo edificio y se vengó de su marido por infiel.Su padre se enojó tanto que les hizo firmar un pergamino a sus hermanos donde la desconocía como hija. Por eso jamás hablaba de su familia. Ya divorciada se marchó a Navojoa, Sonora, donde vivió con sus hermanos. "Me pegaban como amante con cualquier chango". Cansada de las habladurías se marchó a la capital. Su madre la acompañó.Trabajando con un cirujano plástico, éste les decía a sus clientes: "Miren la nariz de esta señorita, yo se la arreglé&qu…
Imagen
Felicidad en adolescencia y juventud

José de Cádiz
Todos recordamos nuestro despertar sexual. La inquietante adolescencia. Cuando las hormonas no nos dejaban en paz. A los 13 o 14 años empezamos a vivir. ¿Recuerdas cuando suspirabas por ese chico, o chica, que te gustaba en la escuela? ¡Cuando mirabas de reojo a la maestra de biología porque estaba bien proporcionada! Como abrir la válvula de una fuente.La mayoría descubrimos esas sensaciones por instinto. En América latina no hay escuelas que nos eduquen en ese sentido. En plena era digital es más fácil que un niño descubra la pornografía que ilustrarse sexualmente. En climas tropicales hombres y mujeres maduramos prematuramente. En el colegio nos dan un pequeño bosquejo del tema. Nos reflejamos en la sexualidad de los demás comportándonos como animalitos en celo.La pubertad es el inicio de la vida adulta. Empiezan las obligaciones en serie, la academia, el hogar, los sentimientos. Frecuentemente, nos tomamos la vida como una fiesta. L…
Imagen
¿Qué sucede con el mundo editorial?


José de Cádiz
Desde siempre los escritores han librado una dura y sorda batalla contra los editores. Es de sobra conocido que los autores escriben frecuentemente en la pobreza por estar supeditados a regalías de hambre que no les alcanza para sobrevivir. Digamos, que se ha dado una súper explotación del talento literario. Seguramente, porque los mismos creadores no valoran debidamente su trabajo. Tienen tanta urgencia en ver publicada su obra que no corrigen y pulen con responsabilidad. Siendo presa fácil de editores sin escrúpulos. A escribir se aprende escribiendo y nadie se hace escritor de la noche a la mañana. Sin embargo, no es justo que reciban solo un diez por ciento de regalías mientras los editores se quedan con el 90% argumentando gastos de impresión. Afortunadamente, con la Internet han cambiado mucho las cosas. Ahora el autor puede editar sus propios libros. Si un libro se va a vender lo hará en cualquier espacio. En El Metro, en la calle, …
Imagen
BlanquitaJosé de Cádiz
Mi parcela está a 700 Mts de mi casa.Hay árboles frutales y un venero de agua muy simpático.En tiempos de sequía se agota el río y no tenemos agua.Algunos colonos recurrimos a ese manantial para bañarnos.En una ocasión se me hizo tarde por correr en bicicleta y llegué al venero bien sudado.Para mi sorpresa encontré a cuatro gatitos blancos que al verme corrieron hacia mí.Un cesto tirado a la vera del camino me hizo comprender su situación.Los mininos estaban desesperados.¡Miau! ¡Miau! Y con su carita angustiada me decían: “¡Por favor, no nos dejes solos!”.Sabía que si dormían en el campo cualquier sabandija los devoraría.--¿Qué hago Dios santo? Mi esposa no se lleva bien con los gatos y, por si fuera poco, tengo una hermana que padece alergia.Caminé y los gatitos me siguieron...Soy devoto de San Isidro Labrador, el protector de los agricultores, de la fauna y de la flora.Me pregunté, qué hubiera hecho él en mi lugar.La respuesta la tuve en el acto: se los llevarí…