miércoles, 27 de diciembre de 2017

Brindis de los oprimidos

¡Felices fiestas!





José de Cádiz


Iniciará un nuevo año y quiero brindar con dicha
Pero lo haré con un té y un panecillo bien duro
Sin tener más vestimenta que una camisa surcida
Un pantalón bien holgado con sombrero de palmilla

Mi casa es un jacalito de tierra  teja y carrizos
Mi cocina desnutrida con un fogón sin potajes
Carece de todo mueble sin un colchón calientito
Solo tengo mi guitarra y una esposa que me inspira




Mis hijos tienen lombrices y nunca van a la escuela
No alcanzo a pagarles cuotas ni mercarles uniformes
Trabajo duro en el campo comiendo chile y tortillas
Frijolitos  calientitos con gran sabor de nostalgia

Vinieron unos señores antes de las elecciones
Nos prometieron progreso y erradicar delincuencia
No los hemos vuelto a ver nunca nos dieron trabajo
¡A los partidos políticos hay que mandar al carajo!






Mi pueblo es tan miserable que solo tiene una iglesia
Voy a misa los domingos a confesar mis pobrezas
Solo tenemos  chivitos, gallinas y unos puerquitos
Carece de agua potable, luz, drenaje y salas de arte


 ¿Les pido un segundo brindis en este año que agoniza?






¡Por los millones de obreros con sueldo tan miserable!
La población mexicana viviendo a merced del hampa
Tantos millones de niños que sufren hambre y abusos
¡Cuarenta y tres estudiantes con ese final tan trágico!

¡Televisa y Tv azteca la desgracia de esta patria!
mantienen adormecidos a todos los mexicanos
Con noticieros falaces y churros telenoveleros 
¡Avalando las mentiras de un régimen agorero!






¡Brindo por autodefensas que encarceló Peña Nieto!
Sólo porque se atrevieron a defendernos del hampa
Nuestro gobierno mafioso ya no tendrá más excusas
¡México ya despertó y hay miles de grupos en lucha!





¡Salud al Dr. Mireles hombre valiente y patriota!
La comandante Nestora tan valiente como hermosa
¿Dónde está Hipólito Mora fundador de autodefensas?
¡Ya le mataron a su hijo y amordazaron su boca!

¡Mientras tanto diputados gozan de sueldo oneroso!

Lucrando con el estado y sus millones de aguinaldo
Senadores mercenarios que no defienden al pueblo
¡Todos son viles gusanos que se roban el erario!





¡México vive el sistema más nefasto de su historia!

Una democracia muerta que manipula elecciones  
Un presidente mediocre que surgió de la mentira
¡Brindo porque los llevemos al infierno de su vida!





¡Me despido concurrencia y los invito a expresar!
Esta noche tú que tienes pavo al horno que cenar
Antes de que te levantes a brindar por la amistad
¡Brinda por los oprimidos que no tienen potestad!





Que tengas un bonito amanecer.




domingo, 24 de diciembre de 2017

Un mensaje de amor



¡Hola amigos!






José de Cádiz



Antes que nada quiero felicitarlos y desearles lo mejor en estas fiestas navideñas. Sé que la pasarán bien en soledad o en compañía.  Si te sientes solo hoy tienes la oportunidad de hacer un balance de tu vida. Lo que has hecho y dejado de hacer este año. Se festeja el nacimiento del nazareno con un mensaje de amor. ¿Has cristalizado tus sueños? ¿Has trabajado con empeño para lograrlos? Aún estás a tiempo.






A veces, la compañía no es el mejor estado para auto analizarnos.  Los amigos, las copas, las chicas, el mundo entero nos distraen.  Eso no nos permite mirarnos por dentro.  Las personas necesitamos alternativamente de soledad y compañía. En lo personal, necesito siempre un remanso de paz y un poco de privacidad. Suelo refugiarme en el campo o la lectura. El yoga y la gimnasia también son caminos para encontrar a Dios.






Quiero expresar y agradecer que este mes cumple 5 años mi blog.  Agradezco a los Ángeles y Arcángeles por tener lectores de todos los países. Mi página sigue siendo internacional y traducida a todos los idiomas.  Será porque cuando escribo pienso en mis semejantes y en Dios.  Automáticamente dejo de pensar en mí. En cada texto entrego lo que la vida y los libros me han enseñado.

  


Las redes, las necesitamos para proyectarnos, crear y promocionarnos.  Pero pueden transformarse en un obstáculo cuando nos hacen adictos.  El chateo ocioso, las páginas prohibidas, la opinión sin sentido frenan nuestro trabajo y capacidad de crear.  En mi experiencia me he percatado que tengo que elegir entre las páginas sociales o escribir.  Cuando escribo me sumerjo y olvido de todo.









Soy fan de las nuevas tecnologías pero no me gusta el móvil.  Me alarma ver tantas personas hablando a todas horas en la calle o en el auto. Desatendiendo sus actividades por estar pendientes de una llamada.  Lamentablemente hay una sociedad robotizada y manipulada por el gobierno.  Veo como pagan cientos de pesos en "tiempo aire" y las cadenas comerciales explotando sin piedad esa dependencia. Hay un gran vacío y una soledad evidente en los adictos.  En el fondo se sienten improductivos, desamparados, anhelan ser queridos y comprendidos pero equivocaron el camino.






En cambio, las personas imaginativas que trabajan, estudian, o ejercen un arte no tienen tiempo de llamar a todas horas.  Únicamente cuando es necesario.  En la vida tenemos que alternar trabajo y recreación para encontrar el equilibrio. Atender la parte interna o espiritual latente en cada ser humano.  El hombre es una trinidad perfecta: cuerpo, alma, y espíritu --mente. Desatender un solo aspecto puede resultar catastrófico.  Los que creemos en Dios pasamos largo tiempo meditando y orando.  Nos damos cuenta que con la fe en el Gran creador se pueden resolver todos nuestros problemas.







Nadie puede sentirse vacío teniendo fe, ni desamparado si cree en Dios. Tenemos un origen material y otro espiritual.  El nacimiento de Cristo hay que celebrarlo dentro del corazón. Que renazca ese niño interior que todos llevamos dentro.  Ese gran pastor que estamos necesitando en un mundo tan convulsionado.   Hay que darle vida al gran mesías y valorar su mensaje de amor. Hay una civilización en declive que extravió sus valores morales, éticos, y espirituales.  Urge retomarlos y volver a la morada del alma: Nuestro corazón.







Recuerda que en la soledad nos encontramos a nosotros mismos. Podemos interiorizarnos y saber quiénes somos, dónde estamos, qué hemos venido a hacer al mundo.  Conocer la misión que tenemos es loable para hacer de nuestra vida una meta edificante.  Detectar nuestros talentos y virtudes para no errar el camino. Fortaleciendo debilidades y limitaciones acrecentamos nuestra auto realización.





Hay que evitar a toda costa los vicios porque nos esclavizan y roban la paz.  Sólo las personas infelices buscan estímulos externos para disfrutar la vida. Tratan de encontrar  la dicha en las drogas, alcohol, lujuria, juegos de azar, etc. El resultado es una confusión total en su mente y corazón porque están vacías por dentro.  Carecen de amor, autodominio, y esperanzas en un mejor mañana. Quienes trabajan honradamente, se preocupan por ayudar a los demás, y son felices con lo que tienen no necesitan enervantes para vivir decentemente. Las drogas nos degeneran física y moralmente volviéndonos irresponsables y apáticos con el entorno.



Nadie está solo si tiene un libro, un perro, un amigo, o amor a la divinidad. Tenemos una alma y un espíritu y por lo tanto estamos bien acompañados. Nacimos físicamente solos y así partiremos algún día. Tenemos la obligación de crecer en amor, justicia, y verdad. No podemos retornar al reino celestial cargados de egos sino más perfectos y llenos de luz.  El AMOR es la energía que mueve al mundo y también la evolución de la humanidad.






QUE LA PAZ DEL CREADOR SEA CON EL UNIVERSO.




jueves, 21 de diciembre de 2017

El rostro oculto de Marilyn XVII





Cap. XVII

El precio de la fama

José de Cádiz


Salí de mi departamento y abordé  el jeep.  Era confortable y rentado por tiempo indefinido. Me sorprendió encontrar a Marilyn  puntual y vestida de monja.  Nadie la reconocería con el hábito. Sonreí por su ingenio y subí las dos maletas que portaba.  En el trayecto me dijo que tenía hambre y pasamos a tomar algo sobre la carretera nacional México-Acapulco.  Pedí un café y  le pregunté dónde se encontrarían con Fabiola.  Contestó:

--Le llamaré para informarle dónde me hospedo.

--Nunca creí que aceptaría tu invitación.

--Se nota que es una gran chica. ¿Te llevas bien con ella?

--Pues, un poco. 

--Vas a tener que soportarnos a las dos.

--Aquí tienes el diario. Lo olvidaste en mi casa.

--Pensé que estaba en buenas manos.  ¿Qué te pareció?

--¡Formidable! ¿Me permitirás seguirlo leyendo?

--Claro que sí. Siempre que nuestros paseos te lo permitan.

Continuamos el viaje sin contratiempos. En el camino la interrogué:

--Norma, me gustaría saber quién te golpeó en el hotel. ¿Fueron los agentes del FBI que te vigilaban en el puerto?

--No. Fueron sicarios enviados por el capo Sam Giancana.

--¿Qué tienes que ver tú con un mafioso?

--Recuerda que tuve una aventura amorosa con él.  Sabe que escribo un diario y teme que mencione su conflicto con los Kennedy. 

--Por lo visto tu diario es temido y codiciado por todos.

--Mi casa es vigilada todo el tiempo. He encontrado micrófonos ocultos hasta en la cocina.  Por eso ya no quiero regresar.  Me compraré un departamento en el centro de los Ángeles.

--¿Y si destruyeras tu diario para evitarte problemas?

--¡No, eso jamás! Es lo más valioso que tengo, y mi mejor compañía. ¿Acaso destruirías tus poesías porque a alguien no le gustan?

--Por supuesto que no.  La propiedad intelectual es sagrada.

Llegamos de madrugada a Taxco.  Le sugerí que se hospedara en un hotel-hacienda en las afueras de la ciudad.  Contaba con un arroyo de aguas mansas y una cuadra de caballos. Desde ahí podríamos desplazarnos a cualquier parte. La actriz se registró con otro nombre y ni siquiera se quitó el hábito.  Pidió 2 cuartos por separado y pagó en efectivo.  Le llevé las maletas a su habitación. En la puerta le dije quedito:




--Podríamos  pasar un rato muy agradable…

--No, Joe, tu novia está por llegar.  Me siento como una invasora.  Por favor que ella no sepa lo que sucedió en tu departamento.

--Veo que no te importa lo que siento por ti.

--Lo que sientes por mí es deseo. Estás confundiendo el amor con la pasión. He cumplido todas tus fantasías.  ¿Qué más quieres de mí?

--Quiero amarte, hacerte feliz. Te adoro y no podría vivir sin ti.

--Mira, esa historia ya me la sé. Todos los hombres dicen lo mismo. Al menos sé un poco original.  Aquí tienes el diario por si quieres seguir leyendo  –-me besó en la mejilla y entró de prisa a su cuarto.

Me sentía hondamente desilusionado.  Trataba  a una mujer de reacciones contradictorias. Ocasionalmente huraña, evasiva, tan hermosa como impredecible.  A veces cariñosa, tierna, o lejana y llena de misterio. Era lo que me gustaba de ella, esa amalgama de sentimientos indescifrables.  Estaba seguro de adorarla y dispuesto a hacer cualquier sacrificio por ella. ¿De veras estaba confundiendo el amor con la pasión? En ese momento no sabía ni  lo que sentía.

El administrador me sonrió como adivinando mi malestar.  Pasé de largo sin saludarlo. En  mi cuarto sentí el impulso de golpear las paredes.  Tampoco  tenía ganas de leer el maldito diario.  Marilyn me lo ofreció como un caramelo a un niño.  Y todo por culpa de Fabiola, ¿por qué tenía que haber llegado  intempestivamente a mi departamento?

Desencajado me recosté quedándome dormido.  Me levanté muy tarde.  Tomé un baño y fui al cuarto de Marilyn.  Finalmente estaba ahí para cuidarla y no tenía por qué sobrepasar mis funciones.  Ni tomarme otras atribuciones.  Toqué, pero nadie contestó.  Una empleada me informó: “la señorita se encuentra en la alberca”.  Efectivamente, pero no estaba sola, Fabiola la acompañaba.  Al verme esbozó una sonrisa de triunfo y sentí ganas de estrangularla.  Marilyn fue más considerada:

--Te esperamos para desayunar.

--Gracias, pero no era necesario.

La diva agregó:

--Ahora somos tres amigos y nos vamos a divertirnos juntos. Fabiola ya está instalada en su habitación.  A partir de ahora los gastos corren por mi cuenta.





Traté de poner buena cara. Era mejor disimular mi malestar.  Desayunamos y la actriz quiso probar antojitos mexicanos.  Al final les sugerí que recorriéramos la hacienda.  Tenía una vista espectacular de las montañas.  A distancia observamos una milpa y campesinos trabajando.  La parcela contaba con árboles de naranjos en flor.  El olor a flores de azar nos invadió generosamente. A Marilyn le encantaba caminar. Sonreía satisfecha porque ahí nadie la conocía.

Extenuados, nos sentamos bajo un frondoso árbol. Fabiola comentó:

--Taxco de Alarcón, es una ciudad mágica y viven artistas de todas latitudes.  Sus construcciones son de otra época.  La catedral de Santa Prisca es una maravilla.  Fue subsidiada por el conocido platero Wiliam Spratling.  Se fabrican las joyas de plata más exquisitas. También muebles coloniales. 

--Compraré algunos para decorar mi casa –contestó Marilyn--. Dicen que la artesanía de plata es la mejor del mundo.  ¿Por qué tan callado, Joe?
 
--Prefiero escuchar su charla.   Veo que Fabiola conoce muy bien la ciudad.





-- ¡Claro, si mis abuelos son de aquí!  Los visito con frecuencia.

--¡Viven aquí tus abuelitos! Yo hubieran querido tener los míos. ¿También tienes los tuyos, Joe? –preguntó Marilyn.

--Por parte de mi madre. Radican en la Costa grande de Guerrero.  Cuando quieras te llevo a visitarlos.

--Necesitaría venirme a vivir un mes por acá.  Podríamos recorrer cada rincón de estos paisajes.   Quizá más adelante pueda hacerlo.

Continuamos caminando hasta encontrarnos con el arrollo cristalino y nos detuvimos un momento.  En un remanso de agua la actriz se inclinó y contempló detenidamente su imagen. Sumida en profundas reflexiones no osamos interrumpirla.  Pasados unos minutos Fabiola le preguntó:

--¿Te gustaría bañarte?

--En otra ocasión.  Ahora hay que regresar al hotel. 

En el camino encontramos el potrero. La actriz exclamó entusiasmada:

--¡Caballos galopando! ¡Me gustaría trotar en ese potro!

--¿No me digas que sabes montar?—le pregunté.

--Pues, no, pero puedo aprender.

--Yo te enseñaré  --respondió Fabiola—, mi abuelo me enseñó desde pequeña.

--Qué suerte la mía.  ¿Ves, cómo a todo se aprende, Joe?

--Nadie dice lo contrario. 





Llegamos al albergue justo a la hora de la comida.  Desde lejos se percibe el olor a cocina mexicana.  Degustamos una riquísima barbacoa.  Al terminar Fabiola y Marilyn se encerraron en su habitación para asearse. Tenía una magnifica oportunidad para continuar el diario.  Fui a la alberca y me lancé al agua. Salí y me recosté en un sillón dispuesto a leerlo:

30 agosto, 1943

“¡Dentro de poco haré mi primer desfile de modas! Amirka insiste en hacerse rica de la noche a la mañana.  El fotógrafo dice que si filma películas porno ya no podrá ser modelo.  No es bien visto en este medio que las modelos tengan actividades fuera de lo común. Le cancelarían la beca y jamás modelaría en una pasarela.  Cuando se la presenté a  Ángelo le sugirió probar suerte con un cine más comercial: "Si lo que quieres es fama Hollywood te la proporciona en bandeja de plata.  Debes estudiar actuación y no simplemente acostarte con tipos lujuriosos". Pero a mi amiga le interesa el dinero contante y sonante.
El fotógrafo me pidió dejar de frecuentarla por ser una mala influencia. Sin embargo es mi amiga y respeta mis aspiraciones. Nunca me impone sus ideas y es generosa y divertida. Me hace reír con cada ocurrencia. Cuando la pretende un hombre feo le pide prestados 10 mil dólares argumentando que su mamá está muy enferma. Obviamente nadie quiere prestarle esa cantidad y dejan de molestarla.  "Así te quitas a cualquier garañón de encima, güerita", me dice muerta de risa.

15 de septiembre, 1943

¡El próximo domingo por fin debutaré en una pasarela! Me muero de nervios e ignoro si podré salir adelante.  Mis compañeras están felices y su optimismo me contagia. Los diseños son de Cristian Dior y están preciosos. Me dijeron que es una famosa diseñadora parisina. Con lo que gane compraré ropa, zapatillas, perfumes, todo lo que nunca he tenido. Ángelo me dijo que hará una nueva portada con mi imagen, ahora sí completamente vestida.  Que con la primera sólo quisieron llamar la atención.  Es curioso pero a partir de esa portada mucha gente me conoce. En la mañana visitamos las instalaciones donde será el desfile. Se repartieron cientos de invitaciones a señoras ricas.  El profesor nos exigió practicar durante una hora sin público.  Somos diez las modelos debutantes y las demás profesionales.  Me da gusto que ahora Ángelo se lleva bien con Amirka y trata de ayudarla.  Mi amiga jura que será una gran psicóloga aunque tenga que mover cielo y tierra. 

23 de septiembre, 1943

Nos citaron a las 7 AM en la academia. ¡Qué nervios al levantarme y cambiarme de ropa! Tomé un jugo de naranja.  Llegamos y ejercitamos la forma de caminar: "¡Uno, dos, tres, pasitos cortos, muévanse con garbo niñas!", exclama el instructor. Luego desayunamos  té con verduras hervidas. Me apetecían unos huevos con jamón y licuado de fresas pero nada de eso está permitido.  Insisten en que debemos estar flacas como palillos. Amirka, luce esbelta y sensacional. Ángelo le prometió hacerle una portada si desiste de hacer películas porno: "Eres bastante flacucha y las estrellas porno deben ser más voluptuosas".  Ella lo escucha en silencio. Más tarde el fotógrafo nos llevó al desfile en su auto. En los camerinos había prisas y gritos por doquier. Tal parece que aquí todos son neuróticos. Nos vestíamos en 3 minutos para estar de nuevo en la pasarela. Había un público femenino ansioso por comprar diseños espectaculares. Yo estaba tan nerviosa que trastrabillé con las zapatillas y por poco me caigo.  Amirka fue la que mejor se comportó en el escenario. Tiene gracia y donaire al caminar.




28 de septiembre, 1943

Después del desfile Ángelo nos llevó a comer a un restaurante.  En la noche quiso festejar nuestro debut en un cabaret.  Yo nunca había ido lugares de esos ni probados licores. Nuestro amigo pidió una botella de champaña y sirvió tres copas.  Le advertí que no tomaba.  "Una copa no te mareará, --dijo Amirka--, en esta vida hay que aprender de todo, Norma”. La orquesta tocaba fantásticamente. El ambiente era animado y con luces multicolores. Todo es nuevo y deslumbrante para mí.  Más tarde presentaron el show de una bailarina exótica. Yo nunca había visto una mujer desnuda. Posteriormente Ángelo me invitó a bailar y no pude negarme.  Me gusta su caballerosidad y fino trato. En su mirada hay una mezcla de ternura y fogosidad. ¿Así será de apasionado con las mujeres? Sus manos fuertes estrechando mi cintura despertaron deseos inconfesables.  Él lo supo y apretó su cuerpo al mío. Yo temblaba al sentir su virilidad entre mis piernas.  Después bailó con Amirka ritmos afroantillanos y comprobé que los 2 lo hacen muy bien.  Me sentía mareada y les pedí que nos retiráramos. Es la primera vez que bebo champaña y no me gustó el sabor.

10 de octubre, 1943

Esta semana se terminó el curso en la academia.  El fotógrafo no ha venido a visitarme desde aquella noche. En casa me aburró, voy de compras, y oigo música en la radio. Amirka dice que todos juran que soy concubina de Ángelo. “Somos amigos, nada más, --le expliqué-- y difundimos el rumor para evitar que el asedio”.  Contestó: “En este medio nos ven como un manjar delicioso y la agencia más parece un prostíbulo. Si aceptáramos las invitaciones de ejecutivos y políticos no tendríamos tiempo ni de comer”. Le conté que Ángelo es casado y de mi desengaño matrimonial.  Concluyó: “A una mujer divorciada la consideran una leona en celo lista para montarla.  Yo nunca me casaré y así tendré las aventuras que quiera”.  Me reí ante sus ocurrencias.  Ángelo me atrae mucho pero no me conviene un hombre casado. No quiero problemas con una esposa celosa.  Necesito un hombre exclusivamente para mí.





21 de octubre, 1943

En un centro comercial encontré casualmente al fotógrafo. Me llevó a casa y conversamos brevemente. Me comentó que uno de sus niños está enfermo y que no se había podido comunicar conmigo.  Lamenta que su esposa no quiera tener más hijos pero él se muere por una niña. Me insinuó que le gustaría tenerla aún con otra mujer. Me sonrojé sin saber qué contestar.  No se anda con rodeos para decir lo que quiere. Al despedirse me dijo: "Eres lo más sublime que he conocido. Desde que te vi me atrajiste como un imán.  Te voy a confesar algo: estoy enamorado de ti”. Emocionada sólo alcancé a balbucir--: Tu esposa e hijos te esperan. Finalizó diciendo que admira mi entereza y deseo de salir adelante. Se marchó y me quedé reflexionando en sus palabras.  No puedo evitar tenerle cierto resentimientos.  Por su culpa perdí a mi marido, si no hubiera insistido en que posara desnuda aún conservaría mi matrimonio. 

27 de octubre, 1943

¡Hoy salió otra revista con mi imagen!  Ahora con un vestido precioso.  Ángelo cumplió su palabra y es un hombre responsable. Me ofrecen trabajo en otras agencias pero tengo contrato de exclusividad con esta empresa. Mis compañeras me miran con envidia y otras con admiración. Amirka dice que soy la más bonita del grupo y por eso me odian.  Me advirtió: "La belleza y el éxito te traen admiradores pero también malas voluntades".  Por fin desistió de hacer películas porno y Ángelo le sacará próximamente una portada.  Mi amiga me invitó a su casa para presentarme a sus padres.  Ayer nos fuimos en el primer vuelo de la mañana rumbo a Dallas, Texas, y llegamos muy cansadas.  ¡Dios santo si yo nunca me había subido a un avión! Cuando habló con ellos les dijo que soy como su hermana porque ella también es hija única. Los señores son mulatos como Amirka pero amables y hospitalarios. Heredó los ojos verdes de su papá y la sonrisa coqueta de su mamá. Su mayor ambición es sacarlos de la pobreza en que viven.  “Han trabajado mucho para salir adelante. Soy todo lo que tienen en la vida y no voy a defraudarlos".  Siempre pensé que mi amiga, a pesar de sus extravagancias, tiene buenos sentimientos.




7 de noviembre, 1943

Me cambié a un departamento más confortable. Tiene una vista preciosa frente a un parque con muchos árboles.  Esta mañana nos fuimos de compras con Amirka y hasta ahí llegó su novio a buscarla. Me lo presentó y ¡es un guapísimo estudiante de ingeniería! Tengo que reconocer que hacen bonita pareja. Que envidia siento al verlos caminar por la calle tomaditos de la mano. Así quisiera yo tener un novio, romántico, tierno, que me regalara flores, discos.  Compramos varios vestidos, ropa interior, y un perfume chanel No. 5. Saliendo del centro comercial se desató una tormenta y nos refugiamos en un café.  A mi amiga le encanta la lluvia y se mojó todita con su novio.  Los 2 son un par de loquitos. Nos despedimos de buen humor y tomé un taxi. No pude evitar mojarme al llegar a casa. Me bañé con agua tibia para evitar un resfriado. Rendida, me quedé dormida en un sofá. Me despertó el timbre sonando insistente.  Abrí la puerta y me sorprendió ver a Ángelo completamente mojado.  Traía una bolsa de piel y lo invité a pasar. 
 
8 de noviembre, 1943

Ángelo llegó a mi departamento intempestivamente.  Todo empapado de lluvia explicó: “Discúlpame, pasaba por aquí y quise saludarte.  Bueno, también tenía ganas de verte”.  Tiritaba de frío y sólo acerté a darle una toalla. Me dijo: "¿Me permites ducharme en tu baño y cambiarme de ropa? La traigo en esta bolsa". Desconcertada tuve que decirle que sí. En el acto se quitó la camisa y sin querer admiré su bien formado torso. El pecho es tan velludo como su vientre.  Le indiqué el baño y se metió a la regadera de prisa. Disfrutó el agua caliente durante varios minutos. Salió cambiado y oliendo a limpio.  Qué guapo se veía con sus vaqueros y una camisa blanca.  Le invité un café y se sentó en la mesa.  La situación era tensa y no sabíamos cómo romper el hielo. Se disculpó por haber llegado inesperadamente.  Platicamos un ratito y se despidió con un beso en la mejilla que me estremeció.  Vibré todita como una hoja desprendida por el viento. Súbitamente pasó a mis labios en forma arrebatada y no me pidió permiso para nada. Traté de resistirme pero su loción varonil me subyugó.  Hacía tiempo que no sentía las manos fuertes de un hombre.  Sus labios saben a miel, a gloria, y tensaron mi cuerpo como cuerdas de guitarra.  Rotas las barreras nos abandonamos a la pasión más desenfrenada. Me despojó de mi ropa, y él también se desvistió.  Me asusté ante el tamaño de su miembro. Lo que vino después es imposible de describir.

29 de noviembre, 1943

Me he convertido en amante de Ángelo y no me arrepiento. Me hace vibrar como nunca nadie. En sus brazos me olvido de todo y no me importa que sea casado.  Finalmente por él estoy en este medio. Si no fuera su concubina lo sería de algún directivo decrépito, feo, y no me gustaría un hombre impotente. Viene casi diario a mi casa y ocasionalmente duerme conmigo. Ha despertado en mí una sexualidad multi orgásmica y es un hombre extremadamente viril.  De su matrimonio nunca hablamos nada.  Después de todo no soy una niña sino una mujer bella disfrutando de su cuerpo. Con él me siento protegida y realizada. La incertidumbre me inquieta por no saber cuánto durará esta dicha. Todo puede terminar abruptamente. Ángelo me está enseñando a manejar para comprarme un auto.  Amirka, aún no sabe lo que sucedió entre nosotros.  Se lo contaré con lujo de detalles en la primera oportunidad.





7 de diciembre, 1943

Mi vida transcurre entre pasarelas y la ansiedad de los besos de Ángelo. Al recordarlo me estremezco al punto de tener un orgasmo. No sé si amo a Ángelo o el deseo me consume. Tal vez también busco la protección de un padre.  Modelar no me agrada pero me pagan muy bien.  El sueldo en la fábrica no me alcanzaba para comprarme lo necesario.  Modelar no me agrada porque me siento como un maniquí inservible y los diseños son sumamente caros. Me  abruman tantos desfiles y trapos por todos lados. Las señoras ricas sólo vienen a matar el tedio y los remordimientos que debe producir el ocio. Derrochan el dinero sin miramientos cuando pudieran regalarlo a los huérfanos; dar de comer a indigentes que deambulan por la ciudad.  Desgraciadamente vivimos en un mundo injusto y cruel.  Por si fuera poco estamos a merced de una guerra que parece no tener fin. Los periódicos hablan del exterminios en los campos de concentración de Alemania. Juran que Hitler es un dictador genocida. ¿Acaso los países aliados no matan gente?

15 de diciembre, 1943

Platicamos con mi amiga en un restaurante.  Me escuchó entusiasmada y no pude evitar explayarme. Me dijo que ya esperaba este desenlace: "Era obvio que se atraían mucho, pero recuerda que tiene esposa y no debes ilusionarte tanto. Si un hombre soltero te falla con más razón un casado.  Los hombres son infieles por naturaleza y te aconsejo usarlos y desecharlos como papel higiénico. Es lo que hago yo todo el tiempo. Primero dicen que te aman y luego te cambian por otra sin ninguna consideración. Los hombres piensan con el pene y no con el cerebro. Ángelo es un Pigmalión que sabe cobrar caro los favores. ¿Pensabas que eran gratis las portadas, Norma? ¡Por supuesto que no, en esta vida todo tiene un precio!". La escuché con atención y creo que dijo la verdad.  Mejor buscaré una oportunidad en Hollywood. ¿Todos los hombres son infieles? ¿También mi marido me engañaba? Amirka me dejó desconcertada pero reconozco su inteligencia.  No en vano estudia psicología.





30 de diciembre, 1943

El trabajo transcurre con normalidad.  Ángelo se ausenta durante días y no ignoro está con su esposa.  No puedo evitar el aguijón de los celos pero debo resignarme a ser su amante. Ni puedo esperar nada más.  Sólo su mujer tiene derecho a celarlo.  Me duele saber que su cuerpo también se lo entrega a otra.  ¿Será bonita, gorda, fea? ¿Es una mujer exitosa? Las dudas me atosigan todo el tiempo y quisiera terminar con esta relación pero me faltan fuerzas.  Un cambio de ambiente me vendría bien. Voy a triunfar en el cine cueste lo que cueste. Amirka dice que los directores se acuestan con las actrices para darles un buen papel.  No me importa y finalmente no tengo nada que perder. Como modelo no trascenderé ni haré cosas interesantes.  Somos simples marionetas y el público considera que no tenemos sentimientos; que carecemos de inteligencia. Me iré a vivir a Beberly hills para conocer a actores y productores famosos”.
 

Embebido como estaba en la lectura no sentí le llegada de Fabiola.  Preguntó:

--¿Leyendo el diario de Marilyn?

--Sí, es extraordinario e interesante.  ¿Te gustaría leerlo?

--No, gracias.  ¿No  me trajeron acá a leer, verdad?

--Desde luego que no, pero ¿qué planes tienes?

--¡Qué planes tienen ustedes!  ¡Soy su invitada!

--Podríamos hacer un recorrido por la ciudad.

--Es muy tarde para eso, pero cerca de aquí hay una discoteca fabulosa.  Pasaríamos una gran velada. 

--Plantéale a Marilyn tu propuesta. 

Fabiola animó a la actriz para salir a bailar.  Fui a comprarme una ropa adecuada pues sólo contaba con el uniforme.  Ellas se quedaron conversando en la cafetería.  Las mujeres pueden pasar 24 horas charlando sin aburrirse jamás.
 
Esa noche Marilyn se disfrazó con una peluca y ropa sicodélica muy juvenil.  Fabiola también se vistió espectacular. A las diez en punto partimos a la discoteque.  En el trayecto Fabiola comentó:

--Invité a un amigo para ir en parejas.  Ya nos espera en el antro.

--¡¿?!





Fragmentos de la novela: "El rostro oculto de Marilyn".






El rostro oculto de Marilyn XII

Cap. XII " A mis admiradores y a quienes buscan la verdad ". José de Cádiz Marilyn, era una gran amante,...