domingo, 24 de diciembre de 2017

Un mensaje de amor



¡Hola amigos!






José de Cádiz



Antes que nada quiero felicitarlos y desearles lo mejor en estas fiestas navideñas. Sé que la pasarán bien en soledad o en compañía.  Si te sientes solo hoy tienes la oportunidad de hacer un balance de tu vida. Lo que has hecho y dejado de hacer este año. Se festeja el nacimiento del nazareno con un mensaje de amor. ¿Has cristalizado tus sueños? ¿Has trabajado con empeño para lograrlos? Aún estás a tiempo.






A veces, la compañía no es el mejor estado para auto analizarnos.  Los amigos, las copas, las chicas, el mundo entero nos distraen.  Eso no nos permite mirarnos por dentro.  Las personas necesitamos alternativamente de soledad y compañía. En lo personal, necesito siempre un remanso de paz y un poco de privacidad. Suelo refugiarme en el campo o la lectura. El yoga y la gimnasia también son caminos para encontrar a Dios.






Quiero expresar y agradecer que este mes cumple 5 años mi blog.  Agradezco a los Ángeles y Arcángeles por tener lectores de todos los países. Mi página sigue siendo internacional y traducida a todos los idiomas.  Será porque cuando escribo pienso en mis semejantes y en Dios.  Automáticamente dejo de pensar en mí. En cada texto entrego lo que la vida y los libros me han enseñado.

  


Las redes, las necesitamos para proyectarnos, crear y promocionarnos.  Pero pueden transformarse en un obstáculo cuando nos hacen adictos.  El chateo ocioso, las páginas prohibidas, la opinión sin sentido frenan nuestro trabajo y capacidad de crear.  En mi experiencia me he percatado que tengo que elegir entre las páginas sociales o escribir.  Cuando escribo me sumerjo y olvido de todo.









Soy fan de las nuevas tecnologías pero no me gusta el móvil.  Me alarma ver tantas personas hablando a todas horas en la calle o en el auto. Desatendiendo sus actividades por estar pendientes de una llamada.  Lamentablemente hay una sociedad robotizada y manipulada por el gobierno.  Veo como pagan cientos de pesos en "tiempo aire" y las cadenas comerciales explotando sin piedad esa dependencia. Hay un gran vacío y una soledad evidente en los adictos.  En el fondo se sienten improductivos, desamparados, anhelan ser queridos y comprendidos pero equivocaron el camino.






En cambio, las personas imaginativas que trabajan, estudian, o ejercen un arte no tienen tiempo de llamar a todas horas.  Únicamente cuando es necesario.  En la vida tenemos que alternar trabajo y recreación para encontrar el equilibrio. Atender la parte interna o espiritual latente en cada ser humano.  El hombre es una trinidad perfecta: cuerpo, alma, y espíritu --mente. Desatender un solo aspecto puede resultar catastrófico.  Los que creemos en Dios pasamos largo tiempo meditando y orando.  Nos damos cuenta que con la fe en el Gran creador se pueden resolver todos nuestros problemas.







Nadie puede sentirse vacío teniendo fe, ni desamparado si cree en Dios. Tenemos un origen material y otro espiritual.  El nacimiento de Cristo hay que celebrarlo dentro del corazón. Que renazca ese niño interior que todos llevamos dentro.  Ese gran pastor que estamos necesitando en un mundo tan convulsionado.   Hay que darle vida al gran mesías y valorar su mensaje de amor. Hay una civilización en declive que extravió sus valores morales, éticos, y espirituales.  Urge retomarlos y volver a la morada del alma: Nuestro corazón.







Recuerda que en la soledad nos encontramos a nosotros mismos. Podemos interiorizarnos y saber quiénes somos, dónde estamos, qué hemos venido a hacer al mundo.  Conocer la misión que tenemos es loable para hacer de nuestra vida una meta edificante.  Detectar nuestros talentos y virtudes para no errar el camino. Fortaleciendo debilidades y limitaciones acrecentamos nuestra auto realización.





Hay que evitar a toda costa los vicios porque nos esclavizan y roban la paz.  Sólo las personas infelices buscan estímulos externos para disfrutar la vida. Tratan de encontrar  la dicha en las drogas, alcohol, lujuria, juegos de azar, etc. El resultado es una confusión total en su mente y corazón porque están vacías por dentro.  Carecen de amor, autodominio, y esperanzas en un mejor mañana. Quienes trabajan honradamente, se preocupan por ayudar a los demás, y son felices con lo que tienen no necesitan enervantes para vivir decentemente. Las drogas nos degeneran física y moralmente volviéndonos irresponsables y apáticos con el entorno.



Nadie está solo si tiene un libro, un perro, un amigo, o amor a la divinidad. Tenemos una alma y un espíritu y por lo tanto estamos bien acompañados. Nacimos físicamente solos y así partiremos algún día. Tenemos la obligación de crecer en amor, justicia, y verdad. No podemos retornar al reino celestial cargados de egos sino más perfectos y llenos de luz.  El AMOR es la energía que mueve al mundo y también la evolución de la humanidad.






QUE LA PAZ DEL CREADOR SEA CON EL UNIVERSO.




No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Mundo editorial

José de Cádiz Desde siempre los escritores han librado una dura y sorda batalla contra los editores.  Es de sobra conocido que...