jueves, 13 de marzo de 2014

PERFIL DEL ESCRITOR





José de Cádiz




Seguramente todo el que escribe se pregunta: ¿Tengo el perfil de un escritor? ¿Cuáles son las características de un autor?  Por supuesto tienen rasgos muy definidos que los diferencian de los demás.  El primer lugar, puede ser una sed insaciable de conocimientos; en segundo, un afán de desnudarse con la pluma. Un autor es extremadamente curioso y desea ilustrarse y mostrarse inteligente. Busca la verdad tras las apariencias y no se conforma con menos.





¿Debe ser sabio un escritor? No precisamente, pero sí poseer una basta cultura que le permita contemplar al mundo en forma multilateral.  Poseen una apreciación filosófica de la vida y también de las personas.  Tienen libros de cabecera de autores a quienes admiran y tratan de imitar. Todos tienen sus propios maestros. 


¿Deben ser egresados de universidades?  Tampoco es necesario poseer maestrías o doctorados, simplemente tener el talento necesario para hilvanar las ideas y las frases.  Generalmente se forman en la escuela de la vida y aprenden de los demás. Eso sí, su gran intelecto les permite manejar varios temas con soltura. La mayoría de los buenos autores son autodidactas.  Es discutible saber cuáles son los mejores.









Antes de ser autores fueron lectores compulsivos.  Dicen que la creatividad se forja en el crisol del sufrimiento aunque no necesariamente es así. Con frecuencia el poeta debido a su gran sensibilidad sufre más que la mayoría. De ahí que se afirme que son seres inconformes con el mundo. Tratan siempre de mejorar el entorno en que viven.  Detestan la injusticia, la mentira, y la simulación. Uno de los objetivos al escribir es influir positivamente en los demás.

¿Poseen facultades especiales los que escriben? Con toda honestidad me parece que sí. El don del verbo es su principal talento.  Imaginación, fantasía y creatividad. Puede nacer con una pluma en la mano pero también hacerse a base de esfuerzo y disciplina. Su materia prima es la palabra y deben amarla y enaltecerla todo el tiempo.  No concibo a un escritor que denigre el lenguaje expresándose en forma prosaica. Por supuesto hay de todo en la viña del señor.  "En el principio era el verbo", afirma la Biblia.  Con la pluma podemos edificar o destruir. No lo olvides.





Los escritores tienen algo que decir y escriben por el placer que les proporciona.  Nunca piensan en el dinero como objetivo central. Tampoco en la fama o el reconocimiento que de todas formas les llegará cuando son extraordinarios. Aman la verdad por sobre todas las cosas.  La pluma, una hoja en blanco, y la edición de libros los apasionan.








Desde luego hay muchas otras características que aquí no alcanzo a enumerar. Seguramente tú tendrás tu propia opinión al respecto.




"La claridad es la cortesía del filósofo y también del escritor".  José Ortega y Gasset.







No hay comentarios.:

Publicar un comentario

El rostro oculto de Marilyn

Cap. VI1 Sueños reveladores y premonitorios José de Cádiz Pasamos una velada agradable y nos quedamos a dormir en el y...