viernes, 4 de diciembre de 2015

CON DIEGO RIVERA DESDE LA ETERNIDAD


                     "Cómo me gustaría regresar a México para continuar luchando"





Cádiz Molina



Diego Rivera es una de las figuras más emblemáticas del arte mexicano y universal.  Originario de Guanajuato, 1886-1957, su familia pronto emigró a la Cd. de México. Impulsor del muralismo mexicano, a los 3 años ya pintaba, y a los 12 estudiaba en la academia de San Carlos, de la capital. Ganó una beca, otorgada por el gobierno de Veracruz, para perfeccionar su arte en Europa. Diego vivió su vida intensamente, caracterizándolo el amor y la pasión en todos los aspectos.  Permaneció 7 años en España, pero él ansiaba conocer París, ya que a principios del siglo XX, París era la cuna del arte en la llamada Belle epoque.

Fue precisamente en París donde convivió con numerosos artistas, escritores, poetas, músicos, pintores, que llevaban una intensa y miserable vida bohemia en un café llamado "La rotonde".  Comían y bebían conversando en tertulias interminables hasta la madrugada.  Entre sus compañeros de bohemia se encontraban, nada menos que: Gillaume Apollinare, Max Jacout, Jean Cocteau, Angelina Beloff, Gerardo Murillo (el Dr. atl), Marc Chagall, Pablo Picasso, y tantos otros que más tarde se convirtieron en celebridades. Artistas desarrapados que para poder sobrevivir tenían que vender cuadros en la calle o realizar algún trabajo eventual que les permitiera comer ese día y comprar su botella de vino para compartirla con todos.







Es conocida la militancia política de Diego Rivera apoyando todas las luchas sociales. Primero fue zapatista, después miembro activo del PCM, y más tarde se volvió troskista.  Casi al final de su vida se declaró cristiano y ferviente dévoto del nazareno.

Son conocidas sus múltiples aventuras amorosas, se casó en 4 ocasiones. En Francia tuvo dos esposas, tan artistas como él. Sus bodas en México con Frida Kahlo, y Lupe Marín, son las más célebres.  De Frida afirmó: "La mujer que me adoró y que amé hasta la locura". Tan prolífico en su vida profesional como en su vida sexual. Le sobrevivieron 2 hijas.





Rivera, declaró en una ocasión, acerca de su estancia en París: "Éramos un centenar de personas, entre poetas y pintores, que odiábamos a la sociedad existente; había rusos, franceses, españoles, italianos, gentes de diferentes nacionalidades; pobres en grado superlativo, mal vestidos, hambrientos, pero tenaces en el afán de crear un arte nuevo, verdadero. Vivíamos en un café semioscuro llamado "La rotonde", de aire viciado, que en nada se parecía a una torre de marfil".



Pero supongo que todos ansiamos conocer más de la vida amorosa y profesional de Diego. Dejemos que sea el propio Rivera quien nos ilustre acerca de sus andanzas en este mundo.  Su idealismo y afán de cambiar la injusticia a través de su arte es proverbial. "Trasladémonos", en este momento, a las huestes celestiales para conversar un poco con el controvertido artista. Diego, se encuentra pintando a los ángeles y demonios en el edén.  Lo abordamos de inmediato:  





--Señor, Rivera, ¿es cierto que sus amigos en Francia lo tildaban de "un simple imitador", y que aún no definía su estilo en esa época?

--Mira, todos los artistas recibimos influencias y yo no fui la excepción.  Picasso, me acusó de haberle plagiado un cuadro surrealista, un hombre con una botella de anís.  ¿Pero cómo no recibir influencias de mis colegas si platicábamos todo el tiempo sobre arte contemporáneo?

--¿Es verdad que se casó 4 veces, dos en Francia, y otras dos en México?

--Estás mal informado. Me casé 5 veces, y tuve hijos con tres de mis esposas, dos niñas me sobrevivieron.  Mis casamientos en París fueron muy relativos. Resulta que Vivíamos en un café donde había un ambiente de liberalidad y cierta permisividad sexual que solo comprenden los artistas.

--¡Ah caray!, ¿o sea que todos se acostaban con todas?

--No, precisamente, pero a veces había un intercambio amistoso.

--Se fue a Europa en 1902, pero regresó a México en 1910.  Cuando había estallado la revolución maderista y entonces decidió regresar a París.  ¿Le tuvo miedo a las balas y cañonazos Diego Rivera?

--Para nada, lo que pasa es que era yo demasiado joven y extrañaba el ambiente parisino. Los cuates, las novias, y hasta las tertulias y privaciones que pasábamos.  Fue una época difícil pero creo que la miseria y el arte se llevan muy bien.  Pintábamos y escribíamos frenéticamente todo el tiempo.





--Dicen que definió su estilo cuando conoció a los muralistas italianos, Miguel Ángel, Giotto, Piero, Lorenzeti, etc. ¿Es cierto que "El juicio final" de Miguel Ángel sacudió su espíritu como un vendaval y creyó encontrar la clave que buscaba?

--Por supuesto, sobre todo porque viajé a Italia casi al final de mi estancia en Europa.  En la Capilla Sixtina tomé apuntes e hice muchos bocetos.  Miguel Ángel había pintado la historia de la humanidad y el cristianismo. Por fin encontré la formula para crear un gran retrato de la gente, contar su historia y preservar la memoria de mi pueblo.

--O sea que sus años anteriores fueron de formación nada más.  ¿Es verdad que en París conoció a David Alfaro Siqueiros y que lo convenció de vincular arte y política?

--Es verdad, pero más bien los ideales y el arte, también me convenció de volverme comunista.  David, era tremendo como revolucionario y muy apasionado con su arte. Bastante fanático y su  mayor error fue avalar el genocidio y la represión de un tirano como José Stalin.  Siqueiros, intentó asesinar a Trostky.

--Se entiende que Ud. no simpatizaba con Stalin. ¿Por eso renunció al Partido Comunista Mexicano hasta en dos ocasiones?

--Sí, fue por eso, y también porque Stalin desterró de la URSS a León Trostky.  Cuando era el digno sucesor de Lenin.  Stalin llegó al poder con engaños y traiciones eliminando a todos sus oponentes dentro del partido bolchevique.

--Ud. recibió en México a Trostky, en 1937, y le dieron alojamiento con Frida en su casa. ¿Eran amigos de León Trostky?







--Sí, claro, y cuando todos los países le habían negado el asilo. Intervine ante el presidente Cárdenas para que viniera a México.  Stalin, había presionado para que todos las naciones le negaran el asilo.  Finalmente, ese dictador del demonio lo mandó asesinar.





--Me gustaría nos hablara un poco sobre su militancia política en México. ¿Es cierto que se vino de Europa cuando asesinaron a Emiliano Zapata?

--Un año después, y sí era simpatizante del caudillo del sur. Creo que es el revolucionario más auténtico que ha tenido México.  Sin embargo, encontré un país con un ambiente político lleno de intrigas y traiciones. Alvaro Obregón y Plutarco Elías Calles se adueñaron de la presidencia. Mandaron asesinar a Pancho Villa cuando este vivía en paz en su hacienda de "Canutillo". Solo José Vasconcelos trataba de educar al pueblo.

--Ah, sí,  por cierto don José Vasconcelos apoyó mucho el arte y la educación.  ¿Él impulsó el muralismo mexicano y lo contrató a Ud. para pintar sus murales en Chapingo y el Palacio de gobierno?

--Desde luego, y en 1924 fundó la SEP, nos llamó a trabajar a todos los muralistas. Ahí estuvimos, entre otros, Siqueiros, Orozco, y yo.  El filósofo oaxaqueño también inició campañas de alfabetización en todo México. Vasconcelos estaba convencido que solo la ilustración nos traería la democracia.  Fue candidato a la presidencia en 1929.

--Oiga, ¿y por cierto qué sucedió con las elecciones de 1929?

--Pues, imagínate, Plutarco Elías Calles mandó masacrar a los simpatizantes de Vasconcelos.  En mítines multitudinarios el ejército disparaba contra estudiantes, amas de casa, obreros, y pueblo en general. Vasconcelos era el candidato de los universitarios y hombres cultos de México. De no haberse boicoteado las elecciones nos hubiera gobernado un sabio.  Elías Calles, instituyó el primer gran fraude de la historia.

--¿Dice Ud. que fue el primer gran fraude de la historia? ¿Cómo es eso? ¿Está al tanto que hubo otros posteriormente?  Podría abundar un poco sobre el particular.

--Mira, Elías Calles inauguró una era de represiones y fraudes sucesivos.  Fundo el Partido Nacional Revolucionario y se dijeron los "herederos de la revolución".  A pesar de que mataron a Zapata y Pancho Villa.  Es una burla que no les perdono nunca, como me gustaría volver a México para continuar luchando. Después ese partido se transformó en el PRI eternizado durante más de 80 años. Por supuesto a base de engaños y ardides publicitarios.

--Es cierto, la Tv y muchos otros medios han jugado un papel determinante en la muerte de la democracia en nuestro país.  ¿Ante esa situación qué podemos hacer los mexicanos señor Rivera?

--¿Cómo?, ¿y me preguntas tú qué podemos hacer siendo mexicano? ¡Luchar, denunciar, organizarse, unirse! Frida y yo luchamos todo el tiempo por las libertades democráticas. Asistíamos a mítines y concentraciones multitudinarias y eso que México aún no estaba sobrepoblado. Utilizamos nuestro prestigio como artistas para denunciar en foros internacionales. Los muralistas plasmando la historia y tratando de concientizar al pueblo. ¿Qué hacen los artistas actualmente en México para garantizar la democracia?





--Pero, señor Rivera, EE.UU siempre ha estado atrás de cada gobernante mexicano.  La Cía, el FBI, y la Casa Blanca, fraguaron la caída de Francisco I. Madero en 1910. Luego utilizaron a Alvaro Obregón, y Elías Calles, como espías para acabar con Pancho Villa y Zapata.  También hicieron abortar el movimiento del 68. Actualmente han mandado encarcelar o matar a nuestros luchadores sociales. ¿Qué podemos hacer contra un enemigo tan poderoso? 

--Pues hay mucho qué hacer, utilicen la inteligencia, y una buena estrategia. Esos hijos de puta no son invencibles.  Tienen enemigos por todos lados, han avasallado a la mayoría de las naciones. . Nos quitaron nuestro territorio y se apropiaron de nuestro petróleo pero, repito,  no son invencibles.  En América latina siempre meten las narices en sus procesos electorales, se sienten los dueños del mundo. Busquen la unión con todos los países que han sojuzgado: Iraq, Siria, Vietnan, Corea, Polonia, Cuba, Nicaragua, Venezuela, etc. Los gringos no son todopoderosos y tienen sus puntos vulnerables.

--Cambiando de tema, ¿dónde y cuando conoció a Frida Kahlo?

--En la preparatoria de San Ildefonso, en 1929, yo pintaba un mural y ella me gritó estando yo en el andamio: "¡Hey Diego quiero platicar con Ud.!" Era una muchachita chaparrita y menudita jamás pensé que me iba yo a enamorar.

--En ese tiempo Ud. ya era conocido universalmente, pero ella era una perfecta desconocida.  No obstante, en la actualidad Frida ha rebasado la popularidad de Diego Rivera. ¿Está consciente de ello?

--Por supuesto, y me da gusto que así sea. Entre nosotros nunca hubo celos profesionales.  Seguimos en el cielo tan enamorados como siempre.

--¿Por qué se divorció de Guadalupe Marín?

--Mmmm, es que yo fui un aventurero y putañero. Lupe, era demasiado celosa y además tenía un carácter de los mil diablos, un vocabulario propio de un carretonero.  Yo soy temperamental cuando me enojo, de manera que hacíamos corto circuito. Tuvimos dos hijas. Divorcio por incompatibilidad de caracteres.

--¿Es verdad que se acostaba con todas sus modelos?

--Con algunas, nada más, pero otras se me fueron vivas. Aunque yo siempre hacía mi luchita.  Total, pedir no empobrece.

--Tina Modotti, fue su modelo, vivió poco tiempo en México. ¿Cómo se conocieron con esta legendaria dama?

--Allá por 1930, en una exposición en el museo de antropología, me la presentaron y simpatizamos de inmediato.  Ella estaba recién llegada de Hollywood donde había hecho cine.  La invité a posar y ella aceptó de buena gana...

--Ud. siempre se codeó con lo más granado de la sociedad de su tiempo. Dolores del Río, Lola Alvarez Bravo, María Félix, Dolores Olmedo, Agustín Lara. Poetas, líderes populares, toreros, presidentes, escritores, todos eran sus amigos. ¿Qué le aportaban esas amistades?

--Una visión diferente del mundo, eran gente ilustrada, mundana, yo también lo era.  Así que me buscaban para intercambiar, compartir, y tomarnos una copa.  Algunos me pedían que los pintara.  Pagaban muy bien.

--¿Por qué nunca escribió sus memorias, Diego Rivera?

--Porque carecía de tiempo, créeme, toda mi vida me dediqué exclusivamente a pintar. Pero gracias a eso dejé un legado y dos museos en mi país al que sigo amando mucho.







--Un placer conocerlo, señor Rivera.

--El gusto es mío, salúdame a mis compatriotas.  














  















No hay comentarios.:

Publicar un comentario