domingo, 3 de agosto de 2014

MITOS Y "SEX SYMBOLS" CINEMATOGRÁFICOS








El cine como industria siempre se ha preocupado por crear iconos. Arquetipos de belleza, carisma, y glamur. Ha explotado la sexualidad como tabú y fuente de riquezas. Un desnudo siempre invita al morbo y a las altas o bajas pasiones. Lo sabían los pintores del renacimiento y quienes ejercen la prostitución.






La magia del cine nos trasmite la cultura de un pueblo, su ideología, e idiosincrasia. Para nadie es un secreto que el cine tiene una penetración cultural tremenda entre los pueblos. A través del séptimo arte se nos imponen modas, costumbres, y estilos de vida.  Hollywood lo sabe perfectamente y bombardea al mundo con sus películas.


Los norteamericanos se han afanado desde los albores del cine, concretamente desde los años veintes, por crear mitos y leyendas del celuloide con los cuales las masas se identificaran. Dentro de esta clasificación se encuentran los llamados "símbolos sexuales". Seres humanos comunes y corrientes pero con una sexualidad poderosa y un poder de atracción sin precedente. Bellos, sensuales, y encantadores.





Desde este punto de vista podemos considerar a Rodolfo Valentino como el primer gran sex symbol universalmente hablando. Arquetipo de la belleza masculina y poderoso Latin lover aunque en realidad era italiano. Así vendió su imagen el cine mudo de los años veintes. Un ídolo que provocaba tumultos y todas las féminas querían hacer el amor con él.  Lo recordamos en "El Sheik", "Sangre y arena", y tantas otras películas mudas.







Era extraordinariamente atractivo, callado, enigmático.  Lo descubrieron cuando era bailarín de tangos en un centro nocturno de Nueva York. Bailaba con las señoras y también vendía su cuerpo. Cuando murió, en 1925, provocó infinidad de suicidios en todos los rincones del mundo.  Tal era su popularidad y su poder de seducción. Pola Negri, Mary Pickfor, conocieron su virilidad y fortaleza.  Era el sueño dorado de todas las adolescentes.  









1925 SEMILLERO DE CELEBRIDADES




Ese año, precisamente, llegaron a Hollywod dos mujeres que fueron consideradas mitos y leyendas del celuloide: Dolores del Río, y Marlene Dietrich. Mexicana la primera, alemana la segunda. Dolores hizo el primer desnudo artístico en el cine en una alberca. También la primera que modeló un traje de baño de dos piezas. Para 1926 fue considerada por una revista norteamericana como la actriz más popular de Hollywood. Existe una foto de ella con miles de cartas y un trofeo gigantesco.  La recordamos en sus primeras películas: "Ramona", "El precio de la gloria", "Ave del paraíso".  En 1943, regresó a México convertida en una celebridad y filmó películas campiranas con El indio Fernández que dieron la vuelta al mundo.  De las cintas mexicanas recordamos:  "María Candelaria", "Flor Silvestre", "La mal querida", y muchas otras que fueron galardonadas internacionalmente.  Fue la musa de grandes artistas como Diego Rivera, Miguel Covarrubias, y José Clemente Orozco.  Carlos Fuentes, dijo de ella: "Es una Diosa que se sabe mujer". Murió en los Ángeles, en 1983, ya anciana y como consecuencia natural. 









Marlene Dietrich, fue considerada "la mujer de las piernas más hermosas". Hizo comerciales muy atrevidos en Alemania, y al igual que Greta Garbo, tuvo amantes de ambos sexos. Abiertamente bisexual y con unas delicadas formas, más un vozarrón de trueno, que envidiaría Pancho Villa.  Paraba el tráfico en las calles de Los Ángeles, o Nueva York, y cualquier ciudad europea. La recodamos en: "El ángel azul", "Marruecos", "La venus rubia". En la segunda guerra mundial Marlene se declaró feroz antinazi, y andaba en los campos de batalla cantando ¨Lili Marlen¨, apoyando a los aliados.  Hitler, la expulsó de Alemania por esta razón. La presentaban toda glamorosa en las barricadas para cantarle a los soldados.  Se casó, en 1924, con un director de teatro, tuvo solo una hija.  Nunca se divorció pero fue legendaria su lista de amantes.  Afirmó siempre que el gran amor de su vida fue el galán francés Jean Gabin.  Murió, en 1992, completamente sola y alcoholizada en su departamento de París. Fue enterrada en Berlín como su última voluntad.  



.







Greta Garbo, era de suecia.  Antes de venir a Hollywood, en 1925, filmó allá varias películas.  Hizo una carrera fulgurante en Norteamérica y llegó a ser la actriz mejor pagada de la época.  La recordamos en: "Gran Hotel", "Ana Karenina", "Mata Hari", y tantas otras.  Se afirma que era demasiado tacaña y que cuando agonizaba su sirvienta le recomendó en plena agonía: "Cuando sientas que ha llegado el momento por favor apaga la luz".  Era bisexual, no tuvo hijos, cuando podía tenerlos el cine se lo impidió.  En la madurez regresó a Suecia y jamás se dejó ver en público siendo ya anciana. Se nacionalizó estadounidense, muere en 1990, en su departamento de Manhatan.  En el libro "The Girls", se afirma que ella y Greta Garbo fueron amantes, a pesar de que las dos aseguraban no conocerse.  Dijo en cierta ocasión: "Ser una estrella de cine significa ser mirada desde todas direcciones.  No tienes nunca verdadera paz".  Aparte de los amantes del cine muy pocos la recuerdan.










Otro sex symbol de la época fue,  Mae West, Una actriz audaz que en 1933 fue arrestada por desnudarse en una obra de teatro. Unos pechos enormes y una sensualidad manifiesta hacían las delicias de los cinefilos y parroquianos en teatros y centros nocturnos.  Poblaba las fantasías más eróticas y sueños húmedos de millones de adolescentes. Todas estas señoras tenían como característica principal la provocación y un gusto desmesurado por los efebos. Ya sea de manera discreta, como Dolores del Río, o de manera abierta como las otras actrices.  Todas fueron consideradas vampiresas o come hombres. Se casaron con multimillonarios, magnates del cine, o se acostaban con hombres muy guapos.  Su propio oficio les exigía elegir bien a sus parejas. De ahí el calificativo de “bombas sexuales”. Tal vez un símbolo sexual se mida por la cantidad de orgasmos que provoca.













El problema de Marlene Dietrich, Greta Garbo, y Mae West,  es que murieron viejitas. El cine las explotó y luego las expulsó porque exige lozanía y belleza. Precisamente, uno de los requisitos para convertirse en mito, es morir jóvenes, en plenitud de su gloria. ¡Vaya condición cinematográfica! Quieren que el público las recuerde frescas, lozanas, con mucho sex aple, exudando sensualidad por todos los poros.  Se convirtieron en estrellas de cine por su talento, resplandor, y un no sé qué irrepetible. Como un bocadillo a punto de ser engullido.

En el momento que la cámara las ve arrugadas o con un bastón se les cae el porte, dejan de interesar al público. Pierden encanto frente a las masas.  Los productores tampoco quieren ancianas, ¡y el público menos! Todos exigen estética, simetría, magnetismo. De ahí que se retiraron para no volver jamás al cine deseando que su público las recordara jóvenes, hermosas, como en sus mejores tiempos. Ejemplo palpable es Greta Garbo, "la divina", actriz misteriosa, "caminaba tan despacito como una serpiente”. Después que se retiró jamás se dejó fotografiar ni entrevistar. Se la pasó viajando el resto de su vida y corría para que no la alcanzaran en aeropuertos y hoteles.



TRES MITOS QUE TRASCENDIERON



Vamos a citar tres mitos que brillaron por su especial magnetismo. También por el hecho de tener una muerte trágica, como último requisito para convertirse en mitos: Marylin Monroe, James Dean, y Lupe Velez. Los tres llegaron al estrellato mundial y fueron considerados ídolos de multitudes. Cuando murieron los medios y mercadotecnia los transformaron en mitos. Lograron inmortalidad que muchos desean alcanzar. Finalmente, es el gran público quien mantiene su estrella brillando. Contra viento y marea las nuevas generaciones no los conocen. Sus películas, entrevistas, y vida legendaria, siguen siendo comercializadas. Un gran "bisnes" para la industria.


La imagen de Marilyn Monroe sigue tan cotizada como antaño y cobran regalías por sus películas.   Es conocida como ¨la bomba más erótica del cine¨ en la nueva era. Símbolo de la belleza y glamour por excelencia. En cualquier estética encuentra sus fotografías. La bomba sexy más universalmente reconocida y vigente.  De todas las estrellas mencionadas solo ella se recuerda con mucho cariño.  Marilyn, fue una niña que anhelaba ser amada tal vez por ser huérfana.  La posteridad la recompensó con creces.


Murió en 1962, amante de John Kennedy, y Robert Kennedy.  Quienes decidieron eliminarla cuando la estrella los amenazó con denunciar a la prensa sus infidelidades.  En su diario conocido como ¨el libro rojo¨narraba su intimidad con los kennedy.  Marilyn, no se suicidó sino que fue cobardemente asesinada con una inyección letal.  En su muerte intervino la Cía, la mafia, y el FBI.  Lo peor de todo es que valiéndose de su poder los Kennedy engañaron a la prensa con un supuesto suicidio.  Marilyn, amaba demasiado la vida y era incapaz de suicidarse.  Afirmó de su carrera: "Hollywood te da mil dólares por un beso, pero cincuenta centavos por tu alma".







James Dean, murió demasiado joven cuando solo había filmado tres películas: "Al este del paraíso", "Gigante", y la cinta que lo lanzó a la fama, "Rebelde sin causa". Aficionado a correr autos deportivos era un muchacho intrépido y osado.  Eso precisamente le costó la vida.  Cuentan que después de haber asistido a la primer de su película vio largas filas en el cine y decidió correr entusiasmado en su convertible.  Iba a tal velocidad que le fue imposible frenar cuando un trailer lo embistió.  El auto quedo destrozado y la vida de James, también.  Se le recuerda por Rebelde sin causa donde puso de moda los pantalones de mezclilla y las chamarras. Es toda un mito y arquetipo de la juventud actual.  Se afirma que entró al cine cuando le presentó al director Elía Kazán una foto completamente desnudo mostrándole sus prodigios.  El director quedó encantado y lo contrató de inmediato. Para nadie es un secreto que James era drogadicto y homosexual.










Lupe Velez, fue descubierta en México cuando era una tiple en el Teatro Principal.  Cantaba e imitaba a las bailarinas de la época, como Celia Montalbán, Lupe Rivas cacho, "La gatita blanca".   Lo hacía con tal gracia que un productor de cine vino a México solo para conocerla. Quedó prendado de su talento y le ofreció un papel en una película gringa.  Lúpe era demasiado joven, soltera, pero aceptó la propuesta ante la reticencia de su madre.  Su mamá la acompañó a Los ángeles donde filmó las cintas: "El canto del lobo", al lado de Gary Cooper, "Hermanita dinamita", "La verdad desnuda",  etc.  Se enamoró de Cooper a primera vista y vivieron juntos pero la madre de Gary no quería a la mexicana.  Lupe, lo abandonó cuando Gary se negó a casarse con ella. Posteriormente, y como consolación, contrajo matrimonió con Jonhy Westmuller, el primer tarzán de la época.  Vivieron juntos cuatro años, pero más tarde Lupe Vélez se suicidó por otra decepción amorosa.  Quizá eso la convirtió en leyenda.  Murió, en diciembre de 1944, y fue velada y sepultada en la Cd. de México  Estaba embarazada de 6 meses.










Las estrellas que no mueren jóvenes ni en forma trágica están condenadas al olvido.  Cierto, fueron celebridades que no trascendieron más allá de su época.  Inolvidables por su trayectoria, vida sentimental y aventurera. Sin embargo la juventud actual no las conoce.  Pregúntenle a cualquier joven quién es Greta Garbo, o Marlene Dietrich, y verán que no lo saben.  Pregúnteles por Marilyn Monroe y se llevarán una sorpresa. Marilyn sigue siendo la estrella de cine más universalmente reconocida.


Desgraciadamente el público tiene muy mala memoria. Dicen los que saben que es fácil llegar al estrellato pero muy difícil mantenerse ahí. Pero tenemos mitos para rato como los ya mencionados. Existen actrices bellas y con una sexualidad poderosa pero carecen del magnetismo de aquellas. No tienen el misterio, carisma, y glamour, que las hizo irrepetibles, ni la magia que las inmortalizo.  Nada más son mujeres bonitas sin mayor luminosidad y trascendencia.



LA BOMBA SEXY DE LOS SESENTAS




Y por último, hablaremos del símbolo sexual indiscutible de los años sesentas :Brigitte Bardot. Francesa de nacimiento y con una sensualidad desbordante. En su momento esta belleza, con cara de niña malcriada, metía más divisas a Francia que las industrias de la moda o perfumes. En lo personal, me fascina tanto como Marilyn Monroe, con su pelo suelto y porte despreocupado. Una boca entreabierta como clara invitación a besarlos. Roger Vadin, la descubrió al salir de una escuela secundaria y la convirtió en luminaria. La recordamos en “Y Dios creó a la mujer”, "¿Quiere usted bailar conmigo?", "Si don Juan fuera mujer", y tantas otras.  Causaba sensación en cualquier lugar donde se presentaba. Eran las épocas del hipismo y los movimientos estudiantiles de México y de Francia. Los Beatles, Los Ronling stone,  eran los amos y señores de la radio y televisión. Brigitte Bardot, causó polémica entre la juventud por sus desnudos en el cine.  No obstante, siempre mantuvo una imagen de gran señora.  









Nuevamente por la edad Brigitte se tuvo que retirar.  Actualmente, una anciana de ochenta años, que se dedica la protección de focas y ballenas, es fiel defensora de estas especies. Ella sabe que si quiere trascender e inmortalizarse no será con sus películas sino con una clara vocación altruista y desinteresada. Por cierto, es la última gran estrella cinematográfica de Francia. Aparte de Katerine Deneuve, que tampoco es considerada sex symbol, no existe otra estrella con su luminosidad y erotismo.





Vive retirada del cine y los reflectores en Saint Tropez, en las afueras de París.  En sus dos fincas tiene carteles y portadas de sus epocas de Gloria cinematográfica. Cuando los directores y productores se peleaban por ella para incluirla en sus peliculas.







Invito a los amantes del cine a leer la biografía novelada de Lupe Vélez TRIUNFO, GLAMOUR Y SUICIDIO, que presentaré en mi blog próximamente. Una mexicana que triunfó en la meca del cine y llegó a ser una cotizada estrella. Esposa de Johny Westmiuller, amante de Gary Cooper, amiga de Dolores del Río, Marlene Dietrich.  Hago una crítica exhaustiva y despiadada a la industria del cine.  Hollywood, tiene avasalladas todas las salas de cine en el mundo. Una industria que lo largo del tiempo nos ha impuesto su cultura, costumbres, afición a las drogas, libertinaje, ausencia de valores, un cine completamente enajenante. Películas a base de efectos especiales, fantasía exagerada, y violencia superlativa.  No es el mejor ciertamente y sin embargo tiene monopolizadas las salas de todo el orbe.  ¿Increíble, no?


No hay comentarios.:

Publicar un comentario