martes, 10 de junio de 2014

¿TE GUSTAN RITMOS DE ANTAÑO?


¿Bailamos?








Vivimos en un mundo lleno de violencia y criminalidad.  En muchos puntos del planeta hay guerras, desempleo, hambruna, destrucción ecológica, desaparición de especies, injusticias por doquier. México no es la excepción en este ambiente caótico.




Como consecuencia lógica las personas viven estresadas, tensas, y a veces llenas de amargura. Pero la vida tiene que seguir con todos sus altibajos.  Siempre existe un lado amable de la existencia y es cuestión de encontrarlo.  Si vivimos afligidos no ganamos nada y en cambio nos amargamos.  ¿Cuál es el lado positivo?






Los seres humanos recurren a diversas válvulas de escape.  Por ejemplo: Drogas, alcohol, sexo, y abusos de todo tipo.  Pero hay formas más sanas de encontrar el equilibrio y pueden ser: la Música y el Baile. No todas las personas tienen sentido del ritmo pero a la mayoría nos encanta movernos, disfrutar.  El baile aeróbico, discoteques, salones de baile, inclusive nuestra propia sala pueden servir para quemar calorías y transformar estados de ánimo.





La mente busca alternativas que conducen a estados óptimos menos estresantes. Formas hábiles de escapar de la angustia que nos roban tranquilidad y sosiego.  Estilos más sutiles de hacer catarsis, eliminar toxinas, y malas vibraciones. La terapia de un psicólogo nos puede ayudar pero resultan sumamente caros.  En cambio la música nos motiva y puede conducirnos a un estado de gracia.





Mentalistas y terapeutas recomiendan con frecuencia la músicoterapia. No es ningún secreto que la música te puede transformar el semblante e inyectar nuevas energías. El baile es una gimnasia muy solicitadas que a todos encanta.  Pocas personas hay que no les guste bailar, yo no conozco ninguna. Cantantes o grupos abundan y se han comercializado con éxito a través de todas las épocas.







Bailar es una una disciplina poderosa, dinámica, y barata.  La utilizan con frecuencia jóvenes y adultos para recrearse y dar rienda suelta a la superabundancia de hormonas. La verdad es que contagia a personas de todas las edades.  Ancianitos hay que la disfrutan llenos de vigor y entusiasmo.  Nadie puede sustraerse a su encanto porque la música proporciona alegría y ganas de vivir.







Desconozco en qué momento fue inventado el baile.  Solo sé que anteriormente le llamaban danza y era también un ritual.  Estoy seguro que fue inventado con propósitos de relax y esparcimiento.  Así que mis amigos si quieren olvidar todas sus penas prepárense para tomar su dosis diaria de danza.   Por favor búsquese una buena pareja, y  ¡a bailar se ha dicho!






El ritmo del cha cha chá fue muy pegajoso, en los años cuarentas y cincuentas, lo mismo que el mambo, y por supuesto el elegante danzón. Aún se disfrutan en los grandes salones y tal parece que nunca pasan de moda. Pongan ese disco o memoria que tanto le gusta y en menos que canta un gallo se divertirán como un duende.


 ¿Empezamos?











No hay comentarios.:

Publicar un comentario

¿Culto a la vida o a la muerte?

José de Cádiz En México el culto a la muerte data de épocas prehispánicas.  Los Olmecas, Mayas, y Aztecas ya ofrendaban a sus muer...