martes, 5 de mayo de 2015

MÉXICO: REBELDÍA ELECTORAL


                                      ¿La belleza y violencia conviven?




GUERRERO A MERCED DEL HAMPA

José de Cádiz


México, vive una situación desesperada en materia de seguridad y derechos humanos. Una nación en constante zozobra dispuesta a todo para librarse de un régimen corrupto coludido con el hampa.  Un estado que se sostiene a base de mentiras, corrupción, y tiranía, pierde credibilidad.  Una sociedad consciente y politizada no se deja engañar fácilmente por partidos políticos. Un electorado exigente no se compra con promesas ni despensas. México, ya despertó afortunadamente y está abierto al cambio.





La sociedad ahora demanda resultados y el cumplimiento de funcionarios y gobernantes. Cuando se siente defraudada le da la espalda a cualquier partido.  En una campaña desea conocer la trayectoria de los contendientes. De donde vienen, formación académica, puestos ocupados, y si han servido o no a la sociedad. Ellos con gran astucia nunca declaran sus bienes patrimoniales. Difunden fotos donde aparecen como si fueran hermanitas de la caridad. Al llegar al poder se olvidan de todas sus promesa.






Se avecinan elecciones en Guerrero y el 70 por ciento de la población no quieren que haya comicios.  Hay una ciudadanía golpeada y vejada moralmente por el estado y crimen organizado.  Sin embargo, líderes de todos los partidos proclaman que Guerrero está listo para el sufragio.  El INE asegura que hay una población lista para votar. Los únicos que están prestos y contentos son los candidatos de los 9 partidos.  El mismo cuento y discurso de siempre con promesas vanas que nadie cree. Todos han defraudado a la sociedad y consideran que los electores son unos idiotas. Se multiplican los partidos como hongos en una carrera desenfrenada por el poder. Curiosamente, ningún candidato ofrece un perfil completo de su trayectoria. Todos tienen cola que les pisen y esconden sus fallas y malas acciones.





La ciudadanía tiene derecho a conocer su perfil y se pegunta, ¿por qué los mismos candidatos de siempre?  ¿No existen nombres un poquito más honestos? Por cierto, se cambian de partido como cambiarse de calzones y son capaces de bailar con un leproso si eso les reditúa votos. Todos ofrecen despensas, apoyos, y una sonrisa hueca.  La misma actitud indolente y cínica pero muy conscientes que el pueblo ya no los quiere.  En un debate reciente en Acapulco se atacaron y exhibieron unos a otros:  "Tú eres más corrupto que yo", "Mi partido roba menos", "Ustedes mataron a los normalistas de Ayotzinapa". Los electores sonríe ante su gran habilidad para mentir. Todos expresaron a la prensa que habían "ganado" el debate.






¿QUIÉNES SON LOS CANDIDATOS?


Luis Walton, como presidente municipal de Acapulco, tiene al puerto en las peores condiciones de criminalidad y extorsiones.  Héctor Astudillo Flores, cuando fue presidente de Chilpancingo, fue acusado de enriquecimiento inexplicable y de pactar con el crimen organizado.   Jorge Camacho, un conductor de Tv metido a político, si bien no tiene antecedente de corrupción, es hechura de Televisa y no inspira nada de confianza. Beatríz Mojica, muy poco conocida, y el hecho de ser postulada por el PRD le resta simpatías. Hay que recordar que el PRD entregó la gubernatura a Ángel Aguirre Rivero, quien convirtió a Guerrero en un cementerio de fosas clandestinas. Alberto López Rosas, ex titular de la PGJE, fue acusado y destituido por la PGR, porque la policía ministerial -bajo su cargo- asesinó a dos normalistas de Ayotzinapa en 2012. Nunca presentó pruebas contundentes que desmientan las conclusiones de la PGR.





Consideran que Guerrero tiene muy mala memoria y ahora se lanzan de nuevo al ruedo.  Es un secreto a voces que a algunos candidatos -no todos- les financian sus campañas grupos del crimen organizado. Como patrocinaron en su momento al ex gobernador, Ángel Aguirre Rivero, el "Cártel de los Beltrán Leyva" y "Guerreros unidos". Como sabemos éste último renunció al cargo por la masacre de los 43 de Ayozinapa. Como ven los candidatos no son precisamente unas blancas palomitas.  Tienen otra característica en común : son adictos al poder.





La proliferación de partidos perjudica la democracia y hoy en día hay más tiradores que venados -candidatos que electores-.  Los partidos lo saben perfectamente y solo les interesa la millonada que reciben por su registro y cada campaña.  Es como si el Estado los comprara y los mete a todos en la misma bolsa.  La estrategia del PRI siempre ha sido esta: "divide y vencerás" y los partidos son comparsas o paleros del sistema.  Sabemos en EE.UU solo hay dos partidos porque de esa manera preservan la democracia.  Los candidatos lejos de apreciar esta dicotomía se promueven ante la suspicacia de electores.  No les importa que en  Acapulco, CHilpancingo, "Taxco, "Iguala", Costa grande, y Costa chica, el pueblo se debate en medio de la violencia.





Les tiene sin cuidado que cada semana haya docenas de muertos, secuestros, extorsiones, ventas de drogas, masacres como en Ayotzinapa, El Charco, Aguas blancas, Tlataya.  No puede haber elecciones en una sociedad donde ha desaparecido el estado de derechos, y se han anulado las garantías individuales, la sociedad vive a merced del hampa.  En México la justicia se vende al mejor postor y ya nadie denuncia nada por temor a represalias. Jueces, magistrados, MPs, y hasta procuradores, son fáciles de cohechar.   Michoacán, Guerrero, Jalisco, y Oaxaca, son entidades que arden en las llamas de la rebelión .  Las condiciones para una nueva revolución están dadas pero el gobierno parece no percatarse de ello.



   
  
A los partidos políticos solo les interesa el dinero, el poder, y privilegios. Una vez logrado su objetivo se olvidan que hay un pueblo con hambre y sed de justicia. Por todos lados hay anuncios espectaculares y una publicidad desmedida mintiendo descaradamente.  Candidatos de pésima reputación se jactan diciendo que van a la cabeza en las encuestas.  La mayoría han ocupado diversos puestos y fueron acusados de enriquecerse con el cargo. La violencia, extorsiones, crímenes masivos, desempleo, inmigración, indigencia, les tiene sin cuidado y carecen de la menor sensibilidad para comprender a una sociedad harta y desesperada.






El gobernador interino, Rogelio Ortega, no ha estado a la altura de los acontecimientos, ha resultado un mediocre manipulado por el gobierno federal.  Empezó su gobierno hablando de justicia a los normalistas, maestros, grupos y luchadores, y que liberaría a los presos políticos, Néstora Salgado, Marco Antonio Suastegui, y cientos de autodefensas cuyo único delito fue defender su territorio.  Dijo que no habría elecciones porque "vayan a saber que clase de lacras nos impondrán los partidos".   Sin embargo, bastó una llamada del ejecutivo para que cambiara radicalmente su discurso.  Atrás quedaron las cátedras de filosofía y lucha de clases que nos impartía en la universidad.  Enterrados quedaron sus ideales revolucionarios que tanto defendía.  Ahora es un político más lucrando con el puesto.





El Congreso ha prolongado su periodo por otros 6 meses.  Sin duda pasará por la gubernatura sin pena ni gloria, totalmente desubicado, porque extravió la brújula y el sentido del deber.  Prefirió negociar con el régimen antes que con el pueblo.  Es obvio que tiene miedo y por eso actúa tan cautelosamente. Con un poco de visión se daría cuenta que a Peña nieto jamás lo va a volver a ver. Una vez dejando el puesto ya no le podrá pedir favores.  En cambio, a los grupos, líderes sociales, sindicatos, sociedad en general, le recordarán a cada paso su cobardía y nula capacidad para cambiar la situación en Guerrero. 








No hay comentarios.:

Publicar un comentario

¡Entrevista a Pedro Infante!

"Yo te aseguro que yo no fui" José de Cádiz Pocos ídolos hay en México tan queridos como Pedro Infante....