sábado, 29 de agosto de 2015

CARTA A DIOS PADRE


Creo en ti




José de Cádiz




Escribo estas líneas desde el fondo de mi corazón, quiero ser sincero y hablar con la verdad.  Antes que nada quiero agradecer al Padre eterno porque estoy vivo. Deseo hacer catarsis y una firme petición, espero no abrumarlo con mis pretensiones.

Hace tiempo debí escribir esta carta pero no me atreví.  Hoy he superado prejuicios y creo firmemente en Dios y en los valores de la fe.  No hay duda que el alma tiene un origen divino y que nuestro paso por el mundo es transitorio. Hace tiempo decidí emprender el camino del guerrero espiritual.

Quiero expresar al creador lo que siento y la aflicción por la iniquidad que me rodea. Estoy agradecido con Dios por darme una vida plena para evolucionar.  Gracias por la luz del sol que me alumbra y y el pan de cada día que me regalas. Tengo una familia maravillosa y un hogar que me sirve de refugio.

Hace mucho busqué una fórmula para ser feliz y descubrí que la dicha no está en el exterior sino dentro de uno mismo.  Es en la actitud que tome ante las circunstancias lo que determina mi bienestar.  En estar satisfecho con lo que tengo y Dios me ha dado.  No hay mayor tesoro que un corazón alegre y tranquilo.

Los principios espirituales que me alumbran determinan mi fortaleza interior. Aprendí que en el servicio al prójimo radican las semillas de la felicidad. Pero las circunstancias trágicas que vive mi país me agobian y no puedo permanecer indiferente.  ¿Qué puedo hacer?




México, vive en una espiral de barbarie y desintegración moral que nos llevó a la condición de infrahumanos.  La pérdida de la fe en ti Gran Dios nos tiene al borde del precipicio.  La vida ha dejado de tener valor y se ha convertido en mera estadística.  Las masacres ya no nos impactan paralizándonos y volviéndonos apáticos.  Urge que cada mexicano se comprometa consigo mismo,  con la patria, y con el futuro de sus hijos.

Puedo ver la amargura y desolación en la mayoría de mis compatriotas.  Puedo palpar la desesperanza en los jóvenes que al no tener trabajo optan por vender droga o el secuestro.  Desafortunadamente al gobierno poco o nada le importa el futuro del país.  Que un gran porcentaje de mexicanos se vayan de inmigrantes a USA siendo víctimas de la discriminación.  Las ¨reformas del régimen¨, en todos los campos, han cercenado nuestros más elementales derechos. La educación ha venido a menos y se han conculcado los derechos de docentes.  Las riquezas naturales de México ya no son nuestras.  La Constitución ha sido vilmente alterada.  ¿Por qué?

¿En qué momento perdimos la capacidad de asombro ante 43, 50, o 200 mil muertos? ¿Qué nos volvió tan insensibles al dolor ajeno? ¿Quién educó a una generación perversa que solo piensa en el dinero y en dar rienda suelta a los sentidos?

Padre celestial, quiero que me contestes a través del corazón.  Confío en que me darás la mejor respuesta.  Los mexicanos necesitamos ganar la victoria al crimen organizado y corrupción gubernamental. Es un lastre que nos está exterminando y nos permite avanzar. Necesitamos salir de la peor crisis en la historia de México.
  
La Biblia, dice que todos los problemas tienen solución cuando recurrimos a tu infinito poder.  Que todo el que cree en ti, en tu sabiduría, recibe la misericordia y el perdón.  Que la maldad tarde o temprano termina siendo arrasada por la trinidad perfecta.  Un libro sagrado no miente.

Aceptando la tesis, cuando cada mexicano retome la fe en Dios se alejará paulatinamente la maldad.  ¿En qué momento desandamos el camino evolutivo para seguir la vereda destructiva? ¿Qué nos hizo perder la fe en Dios como Creador?

Padre eterno, te suplico que cada mexicano haga lo que le corresponde desde su entorno.  Que los filósofos, artistas, intelectuales, obreros, amas de casa, estudiantes, y pueblo en general tomen conciencia de su papel.  El arte puede  servir para despertar conciencias retomando la fe en ti.   Te pido nos ayudes a lograr ese cambio verdadero moral e intelectual.

Que las nuevas generaciones encuentren  un México más promisorio y menos violento. 




"El temor a Dios es el principio de la sabiduría"

"Amarás a Dios con todo tu corazón, con toda tu alma, y con todos tus pensamientos".  Biblia.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario